Foto: Josh Telles / Sperone Westwater

David Lynch es mayormente conocido por su obra como cineasta. No obstante, el estadounidense también ha explorado otros rubros creativos como la música y la artes plásticas. De hecho, hace algunos meses colaboró en la Bienalsur de Buenos Aires.

Ahora el ícono acaba de inaugurar una exposición de arte titulada Squeaky Flies in the Mud. En ella, Lynch explora a través de imágenes aterradoras lo inquietante que puede llegar a ser el mundo contemporáneo. Esta muestra se estrenó el pasado 1 de noviembre en Nueva York, más concretamente en Sperone Westwater.

Allí se pueden apreciar piezas realizadas en años recientes por el artista usando técnicas mixtas. Así que es posible encontrarnos con pinturas, acuarelas, muebles y esculturas. En algunas se puede hallar un personaje misterioso llamado Billy, figura que se repite en diferentes escenas. Por ejemplo, en «Billy Sings the Tune for the Death Row Shuffle» (2018), se puede ver a un Mickey Mouse decapitado.

De acuerdo con lo declarado en una entrevista por Angela Westwater, galerista de la obra, en esta oportunidad David volvió a sondear en lo que subyace tras la fachada de la vida norteamericana. Como suele ser costumbre en sus creaciones, «él busca lo anormal en lo normal.» Luego se refirió a la relevancia de su legado en un contexto global como de esta época:

«Dado el clima cultural y político que vivimos, donde el escepticismo ha aumentado, creo que su trabajo es particularmente relevante y resonante hoy en día.»

Westwater señaló además que esta obra busca evidenciar el tono surrealista de lo que vivimos y vemos a diario en las noticias, sobre todo en lo referente a problemas políticos.

Podés ver algunas de las piezas al final de esta nota. Lo más reciente que habíamos informado sobre Lynch fue su aceptación de un Oscar honorífico con un breve discurso.

Foto: David Lynch/Art Net
Foto: David Lynch/Art Net
Foto: David Lynch/Art Net
Foto: David Lynch/Art Net