Categorías: Arte
| Publicado
14/10/2020

Vincent van Gogh: La ciencia explica su obsesión con el color amarillo

Numerosos estudios han llegado a demostrar que esta inclinación por el uso del amarillo tiene una razón bastante específica e inesperada.

"Los girasoles" / "Autorretrato", de Vincent van Gogh

La obra de Vincent van Gogh se caracteriza por muchos aspectos: uno de ellos es la predominancia del color amarillo en un gran número de sus obras. Esta característica podría pensarse como una elección estética o incluso una obsesión.

Si pensamos en van Gogh y el uso del amarillo, seguramente pensemos primero en el popularizado "Los Girasoles", pero no es la única obra que lo pondera. Basta pensar en los destellos de la misma "La noche estrellada" y en obras como "La casa amarilla", "Terraza de café por la noche" o "La avenida de los Alyscamps". Estudios históricos y técnicos a través de los años han llegado a demostrar que esta inclinación por el uso del amarillo tiene una razón bastante específica e inesperada (vía La Nación).

Al sufrir de epilepsia, el pintor tomaba una medicación llamada digitalia o digitalis purpúrea, una flor que aminoraba los efectos de sus padecimientos. Pero la ingesta de esta medicina tenía efectos colaterales: la xantopsia, una afección que hacía al afectado ver el mundo como con una especie de filtro amarillos y percibir los colores con tonalidades más intensas. Esta medicina se la proporcionaba el doctor Gachet, a quien el mismo Vicent retrató acompañado de la famosa Digitalis purpúrea.

"Terraza de café por la noche", de Vincent van Gogh

Si bien existen otras teorías y mitos alrededor de van Gogh y el amarillo, esta ha sido la más aceptada y precisa en cuanto al uso repetido de esta tonalidad, como leit motiv que recorre la obra del pintor holandés. De esto mismo habló la comediante Hannah Gadsby en su especial para Netflix Nanette, a propósito de cómo las inestabilidades mentales o condiciones de salud y sus tratamientos influyen directamente sobre la obra del artista.

Existen otras teorías, asociadas a la ingesta desmedida de absenta, que podría haber producido este efecto en su vista; incluso la existe la posibilidad de que haya tenido glaucoma. Pero de todas las teorías, la que más se acerca a explicar el obsesivo uso del color amarillo por van Vogh en incontables obras plásticas, tiene que ver con que él percibía el mundo de este color.

Suscribite a Indie Hoy
Recibí noticias de arte, música, series, peliculas y más en tu correo.




En esta nota: Vincent Van Gogh