Categorías: Cine
| Publicado
19/08/2020

3 películas de rock recomendadas para ver en Netflix

Tres largometrajes rockeros para ver en la plataforma.

Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese - Shot! The Psycho-Spiritual Mantra of Rock - Keith Richards: Under The Influence

La diversidad del catálogo de Netflix también incluye películas inspiradas en la escena del rock. En tales producciones no solo se aborda el glamour de las estrellas del género, sino también su costado más vulnerable. Más allá de las drogas, la promiscuidad, los estadios llenos y los millones de discos vendidos; muchos artistas marcaron la historia del siglo XX con un legado que perdura hasta nuestros días.

A continuación, recomendamos tres largometrajes rockeros para disfrutar en ese servicios de streaming.

Shot! The Psycho-Spiritual Mantra of Rock

2016 - Dir: Barney Clay

Este documental dirigido por Barney Clay recorre de un modo bastante particular la obra de Mick Rock, fotógrafo británico que retrató a artistas como Queen, Sex Pistols, Iggy Pop, Roxy Music y Blondie en su era de mayor esplendor. Lo más divertido del filme son sus pasajes lisérgicos y su inclusión de escenas nunca antes vistas de la vida de ídolos como David Bowie y Syd Barrett. De igual manera, participan de esta obra figuras contemporáneas como Karen O, Bradford Cox y Father John Misty.

Keith Richards: Under The Influence

2015 - Dir: Morgan Neville

El mítico guitarrista de los Rolling Stones es el protagonista indiscutido de esta pieza del director Morgan Neville. En sus escenas no solo se explora la prolífica obra sonora de este músico, sino también su infancia, su entorno personal y las primeras melodías que lo enamoraron. Asimismo, se indaga en su lucha por mantener el equilibro entre su naturaleza salvaje y un estilo de vida que le permitiera llegar sano a la vejez para continuar tocando.

Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese

2019 - Dir: Martin Scorsese

En 2019 se estrenó esta cinta que su propio creador define como "parte documental, parte concierto, parte sueño febril". En lugar de revisar toda la vida y obra del mítico trovador, Martin Scorsese prefirió enfocarse en el verano de 1975 y compartir material de archivo y grabaciones inéditas de aquella época. Allí se muestra cómo Dylan trascendió lo musical y se convirtió en un referente filosófico para varias generaciones gracias a su compromiso con los problemas sociales de su país.