Artista versátil como pocos, David Bowie dedicó gran parte de su vida a la música y a incursionar en otros lenguajes artísticos como la pintura y la actuación. No es de extrañar que muchas de sus canciones hayan sido elegidas como parte de soundtracks de grandes películas, ni que él mismo haya estado involucrado en distintas producciones cinematográficas.

Éstos son algunos momentos memorables donde se escuchan sus canciones.

“Young Americans” en Dogville (2003)

El film dirigido por Lars Von Trier cuenta la historia de un pueblo de Estados Unidos en plena depresión del 29. Young Americans, la canción de Bowie, suena con los créditos al final de la película y en paralelo se muestran fotos de familias en situaciones de extrema pobreza y desolación.

“Golden Years” en A Knight’s Tale (2001)

Este film atípico de caballeros está musicalizado con temas de Queen y David Bowie, y es una de las primeras películas de Heath Ledger. En una escena donde los protagonistas interpretan un baile anacrónico, se escucha Golden Years, un tema que habla de la juventud y de la caída de nuestros ídolos. Temáticas acordes al tono de la película.

“Heroes” en The Perks of Being a Wallflower (2012)

Bowie escribió Heroes en un estudio alquilado en Berlín. Desde de la ventana podía ver cómo, cada día, dos enamorados se encontraban a escondidas a ambos lados del Muro. Esta película relata algo similar: el nacimiento del primer amor. “Heroes” musicaliza una escena donde una magistral Emma Watson se asoma desde un coche descapotable con los brazos extendidos y se deja llevar por el ritmo de la canción.

“Space Oddity” en The Secret Life of Walter Mitty (2013)

En esta película, dirigida, producida y actuada por el comediante Ben Stiller, se escucha Space Oddity, otro de los grandes clásicos de Bowie, en una escena que muestra al personaje animándose a enfrentar sus miedos e ir más allá de sus limitaciones. Un momento memorable y conmovedor del film, musicalizado con un tema épico.

“Cat People (Putting Out Fire)” en Inglourious Basterds (2009)

Es sabido que Tarantino es un melómano frenético que cuida de sus bandas sonoras tanto como de sus guiones. Para una de las escenas cumbres de Inglourious Basterds, eligió nada más y nada menos que otro clásico de Bowie. Cat People habla sobre promesas de venganza y de cómo el horror no se olvida ni se perdona. En esta escena mítica de la película se ve a Shosanna preparando su dulce plan de venganza contra los líderes nazis.

Bonus Track: “Let’s Dance” en Zoolander (2001)

En este clásico de los 2000, Derek (Ben Stiller) y Hansel (Owen Wilson) se baten en un mítico duelo de pasarelas, con el glorioso “Beat It” de Michael Jackson de fondo. La escena es memorable en todos los sentidos, sobre todo cuando el espectador se entera que David Bowie arbitrará la competición. En ese momento es cuando suena “Let’s Dance” durante dos segundos para presentarlo como jurado.

Comunidad Indie Hoy