A pocos días del estreno en cine de la cinta A Star Is Born, uno de sus protagonistas confesó cómo fue el proceso de construcción de su personaje. Según reporta la revista People, el actor Bradley Cooper (quien también dirige el filme) recurrió a uno de sus amigos más cercanos: Eddie Vedder de Pearl Jam. Acerca del tema, el actor comentó:

“Viajé a Seattle y pasé cuatro o cinco días con él y le hice 9 mil preguntas. Y él me dio pinceladas, datos pequeños que solo los músicos saben sobre qué hacer, solo sobre estética y el funcionamiento interno”.

Además, Cooper le mandó a Vedder algunas de las piezas musicales pensadas para tal producción para recibir asesoría más concreta sobre cómo interpretarlas de manera genuina. Esto en vista de que, por pedido de la cantante Lady Gaga, su compañera de fórmula en esa película, todas las canciones de la misma se entonaron en vivo durante el rodaje.

Lo cierto es que Eddie se mostró en principio bastante escéptico sobre la iniciativa de Bradley con respecto a encarnar ese papel y hasta llegó a recomendarle que no lo tomara:

“Creyó que era una locura que hiciera esta película. Su posición era ‘¿Qué? Hermano, no lo hagas'”.

Recordemos además que la cinta original en que se basa esta obra data de 1937. Años después tuvo varios remakes, el primero fue estrenado en 1954,  y fue protagonizado por Judy Garland y James Mason, y dirigido por George Cukor. El segundo estuvo a cargo del cineasta Frank Pierson en 1976, y fue estelarizado por Barbra Streisand y Kris Kristofferson.

Ahora tenemos que esta nueva versión de tal historia arribará a las salas de cine latinoamericanas desde el 12 de octubre próximo.