Cine
|
23/03/2021

Crítica de The Glorias: Autobiografía de una feminista

Crítica de la película de Julie Taymor protagonizado por Alicia Vikander y Julianne Moore acerca de la activista Gloria Steinem.

Las películas sobre personajes famosos reales pueden ser una fórmula del éxito, o también del olvido. Algunas pasan desapercibidas, otras le cambian el curso de su carrera al actor o actriz, como fue el caso de Rami Malek como Freddie Mercury, o Meryl Streep como Margaret Thatcher. The Glorias podría considerarse otra película biográfica del montón, pero encuentra su forma de diferenciarse del resto y sacarle provecho a su historia.

Se trata del más reciente film de la directora Julie Taymor, reconocida por su otra biopic Frida y el musical Across the Universe, y está basada en el libro My Life on the Road escrito por la activista por los derechos de las mujeres Gloria Steinem. The Glorias narra de manera cronológica su vida e intercala secuencias en blanco y negro con diversas Glorias de distintas edades, todas viajando en un viejo autobús. Este recurso le permite imaginar de manera verosímil y natural conversaciones entre Gloria con su yo adolescente (Alicia Vikander) y su yo adulto (Julianne Moore), y los cientos de reproches por cosas que podrían haberse advertido o hecho mejor.

“¿Por qué es así?”, es la simple y desafiante pregunta que Gloria le hace a un hombre poderoso, quien le explica que las mujeres no escribían en los medios de comunicación. Ella quería hacer coberturas sobre marchas de derechos humanos, pero en su lugar, le piden que prepare café y que aconseje sobre cómo encontrar “la cita ideal”. Su vida cambió cuando conoció a Dorothy Pitman Hughes (Janelle Monáe) y comenzó a escribir sobre el movimiento feminista. Así planteó en la década del sesenta las preguntas que nadie quería hacer, y especialmente, que nadie quería contestar: ¿Por qué a las amas de casa se las llama “mujeres que no trabajan”? ¿Por qué lo masculino significa liderazgo y lo femenino seguir a otro?

The Glorias también profundiza en el vínculo que la activista tuvo con su padre, Leo Steinem (Timothy Hutton), cuyas escenas “fueron hechas brillantemente”, dicho por la propia Steinem en una entrevista. La dirección de Taymor logra sacarle el máximo provecho a ciertas escenas al cambiar de un plano a otro a la Gloria joven por la adulta. De cierta manera, es como si en un solo minuto Gloria hubiese madurado tras haber soportado algunos comentarios o preguntas sexistas. En esos momentos, aparece al rescate su versión más experimentada para dar respuestas que dejen al otro sin palabras.

El mundo conoció a la Gloria en su momento mayor de fama, la escucharon como oradora o la leyeron como escritora. Por eso aporta mucha riqueza que The Glorias también cuente partes de su vida que no muchos conozcan, como su experiencia de dos años en la India. Allí aprendió sobre la guerra entre castas, escuchó dolorosas historias de aldeanas y se empapó de las enseñanzas de Gandhi.

Cuando comenzaron a vincularla con el movimiento feminista, palabra que hacía fruncir la frente y poner los ojos en blanco a más de uno, Gloria no temía afirmar con voz firme y orgullosa: “Yo soy una de esas mujeres locas”. Para la época fue un ejemplo atípico: eligió pasar su juventud sin casarse ni tener hijos y se rodeó de mujeres de todas las razas, sexualidades y profesiones. Por suerte hoy podemos agradecer que esa joven periodista no se quedó en una sala de redacción sirviendo café.

The Glorias está disponible en Google Play.