La remake de Suspiria fue uno de los films más esperados del 2018. Luca Guadagnino, luego de ganarse miles de fans por Call Me By Your Name, se embarcó en reversionar el clásico del giallo dirigido por Dario Argento en 1977.

A pesar de su tan esperado estreno, el film dividió opiniones (y sentimientos) en la audiencia y la crítica. Pero, una de las opiniones que más esperábamos conocer era la de Argento, creador del film original.

En diálogo con Un Giorno da Pecora, el maestro del giallo comentó su experiencia al ver el film y no ha sido nada positiva:

“No me emocionó, traicionó el espíritu de la película original: no hay miedo, no hay música. La película no me ha satisfecho demasiado”.

La observación de Argento sorprendió a varios, sobre todo por el detalle de la música, siendo que fue Thom Yorke quien estuvo a cargo del soundtrack.

Aparentemente, el problema no es con Guadagnino sino con su trabajo sobre Suspiria y el director italiano quiso dejarlo en claro, aunque aprovechó para emitir algunos juicios estéticos:

“Es una película refinada, como Guadagnino. Es una buena persona. Hace mesas bonitas, cortinas bonitas, platos bonitos. Todo bonito».

Más allá de la opinión del creador original, sabemos que las remakes no siempre intentan ser una réplica de la obra original sino una nueva visión, una propuesta diferente.
Previo al estreno de Suspiria, Luca Guadagnino habló con Daily Mail acerca de su idea al encarar el proyecto:

«Suspiria es el más preciso sueño megalómano de mi yo adolescente. Vi el poster cuando tenia 11 años, y después vi la película cuando tenía 14 y me pegó fuerte. Inmediatamente, empecé a soñar con hacer mi propia versión de ella».