Todo actor y actriz reconocido posee dentro de su filmografía algunas manchas negras. Quienes consiguen consagrarse suelen elegir cuidadosamente las cintas en las que actúan o, justamente, se han consagrado por haber sido parte de grandes películas. Pero nadie está exento de tener manchas negras en su currículum. Este es el caso de Leonardo DiCaprio, quien se encuentra presentando su nuevo film junto al reconocido director Quentin Tarantino, Once Upon a Time… in Hollywood y que ya tiene un lugar más que ganado en la industria del cine.

Tal vez su real despegue fue con Titanic en 1997 pero años antes ya había aparecido en grandes películas, como What’s Eating Gilbert Grape? (1993), film en el que compartió reparto con Johnny Depp. Desde Titanic que Leo viene manteniendo un interesante nivel de películas, siendo uno de los actores fetiche de Martin Scorsese, por ejemplo. Pero, existe una película que él mismo se ha ocupado de ocultar durante muchos años.

Se trata del film Don’s Plum de 2001, en la que también actuó Tobey Maguire y que retrata la relación de un grupo de amigos veinteañeros que se reúnen periódicamente en un bar, siempre con una chica distinta, y conversan sobre los avatares de la vida.

El film fue dirigido por R.D. Robb y fue rodado en clave independiente, junto al auge de este cine en Estados Unidos. Pero, tanto DiCaprio como Maguire, ambos actores con grandes carreras, han hecho lo imposible para que la película llegue a la menor cantidad de espectadores posible. Uno de los artilugios fue impedir que la cinta se proyecte en Estados Unidos y en Canadá, por miedo a que esta manche su reputación. El film contiene diálogos cargados de misoginia y propone a los personajes de Maguire y DiCaprio con personalidades bastante detestables. Además de la baja calidad del film, el miedo de los actores también tiene que ver con que los relacionen con los personajes.

Pero sabemos que la era de internet todo lo puede y es posible acceder a la película de la que DiCaprio tanto se avergüenza. Vimeo fue una de las plataformas que habilitó el contenido y fue inmediatamente denunciado por ambos actores.

Tal vez Don’s Plum corra la suerte de convertirse en film de culto y puedan amigarse los actores con esta cinta estrenada hace casi veinte años.