Con más de 70 años en el rubro de la composición musical y más de 64 realizando trabajos para películas, lo que diga Ennio Morricone son palabras mayores. Es por esto que llamaron notablemente la atención unas supuestas declaraciones realizadas por el italiano a la edición alemana de Playboy en las que no decía cosas para nada buenas sobre Quentin Tarantino.

“[Tarantino] un cretino”, le habría dicho Morricone al citado medio.

“Él simplemente roba a los demás y lo mezcla. No hay nada original en eso. Y tampoco es un director, así que no es comparable a los auténticos grandes de Hollywood como John Huston, Alfred Hitchcock o Billy Wilder. Ellos fueron geniales, Tarantino simplemente está cocinando cosas viejas. No me gustan sus películas, son basura”.

A su vez, Playboy también aseguró que el músico había disparado contra la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias diciendo: “No me emocionó ganar el Óscar. ¡Solo estaba dolorido por estar sentado tanto rato! Tuve muchos dolores en la espalda, tanto en el avión como en la ceremonia, así que, como mucho, tenía expresión de complacido porque sabía que pronto podría abandonar ese evento aburrido. No tengo ganas de volver a la espantosa América con todas esas pomposidades y esa vergüenza que son los Oscar”.

Los supuestos dichos del nacido en Roma llamaron la atención de propios y extraños, no sólo por los duros golpes que le arrojaba al cineasta, sino porque entre ambos han trabajado juntos en el pasado para los films Django Unchained y The Hateful Eight, cinta gracias a la cual Morricone obtuvo su primer Oscar.

Pero, días después de publicada la nota en Playboy, el propio Ennio salió a aclarar el asunto y emitió un comunicado en su página web para acabar con la polémica generada por la revista germana.

A continuación, el escrito completo:

“Me ha llamado la atención que Playboy Alemania haya publicado un artículo en el que he expresado comentarios extremadamente negativos sobre Tarantino, sus películas y la Academia. Nunca he expresado declaraciones negativas sobre la Academia, Quentin o sus películas, y ciertamente no considero que sus películas sean una basura. Le he dado un mandato a mi abogado en Italia para tomar acción civil y penal.

Considero a Tarantino un gran director. Estoy muy orgulloso de mi colaboración con él y la relación que hemos desarrollado durante el tiempo que pasamos juntos. Es valiente y tiene una personalidad enorme. Doy crédito a nuestra colaboración por ser la responsable de conseguirme un Oscar, que es sin duda uno de los mayores reconocimientos de mi carrera, y siempre estoy agradecido por la oportunidad de componer música para su película.

En Londres, durante una conferencia de prensa frente a Tarantino, declaré claramente que considero a Quentin como uno de los mejores directores de la época, y nunca hablaría mal de la Academia, una institución importante que me ha dado dos de los reconocimientos más importantes de mi carrera”.