Irreversible generó una enorme polémica al llegar a la pantalla grande en 2002. Sus escenas son tan explícitas que fueron tildadas de sádicas y morbosas por parte de muchos espectadores y críticos. Su escena más gráfica muestra la violación de una mujer interpretada por Monica Belluci.

Sin embargo, la cinta de Gaspar Noé también fue ampliamente elogiada por lo novedoso de su estructura que narra los hechos en un orden cronológico inverso, dejando al descubierto la idea de que el tiempo tiene el poder de destruirlo todo.

En esta edición del Festival de Cine de Venecia, el largometraje volvió a estrenarse pero en una versión diferente que ofrece la historia en un orden temporal normal. Es decir, no nos muestra el trágico desenlace desde el comienzo. De acuerdo con medios como The Playlist, esto es lo que comentó Noé sobre la entrega que él mismo define como «una nueva película»:

«Poner las escenas en el sentido de las agujas del reloj hace que sea más fácil identificarse con los personajes y comprender el desarrollo de la trama. La misma historia ya no es una tragedia, esta vez es un drama que remarca la psicología de los personajes y los mecanismos que llevan a algunos de ellos a una barbarie asesina.»

Respecto de la esencia del filme, Gaspar además aclaró lo que para él es lo más importante: «Mientras que Irreversible a veces se ha percibido erróneamente como una película B de violación y venganza, aquí el resultado mortal es incluso deprimente. La película se puede ver más fácilmente como una fábula sobre el contagio de la barbarie y el triunfo del cerebro reptil sobre la mente racional.»

A 17 años del debut del metraje, parte de su elenco volvió a caminar por la alfombra roja para promocionarlo. Al ser consultada sobre su participación en esa cinta, Belluci confesó:

«No creo que lo volviese a hacer. Tendría que pensar en cómo esto les afectaría a mis hijas ahora.»

La preocupación de la actriz italiana resulta más que comprensible. De hecho, se reportó que varios de los asistentes a la función ofrecida en Venecia salieron espantados con la crudeza de la escena de 9 minutos en plano fijo en la que se comete la brutal violación. Asimismo, el debate en torno al tema volvió encenderse a través de las redes sociales.