Allá por mediados de 2010, miles de personas abandonaron las salas de cine preguntándose por el inquietante final de Inception, la película dirigida por Christopher Nolan en la que un grupo de expertos utilizan tecnología militar para adentrarse en el subconsciente de las personas con el fin de robarles información o plantarles ideas para así lograr lo que ellos quieran.

(Spoilers a continuación)

La cinta termina mostrando a Dominick “Dom” Cobb (Leonardo DiCaprio) volviendo a su hogar para reencontrarse con sus hijos después de años de exilio al no poder ingresar a Estados Unidos, pero sin dejar en claro si la escena transcurría en el mundo real o si se producía en Limbo.

Ahora, Michael Caine, quien en el film interpretó al mentor y suegro de Cobb, Stephen Miles, habló sobre el tan enigmático final después de una reciente proyección de Inception en Londres.

El legendario actor inglés contó una conversación que tuvo con Nolan debido a la confusión que le generaban las dimensiones paralelas de la película. Confesó:

“Cuando recibí el guión de Inception, me sentí un poco abrumado y le dije: ‘no entiendo cuándo es un sueño'”.

“Yo le dije, ‘¿cuándo es un sueño y cuándo es realidad?’. Él me dijo, ‘bueno, cuando estés en la escena es realidad’. Así que, ya saben, cuando estoy en la escena es realidad, cuando no, es un sueño”, sentenció el dos veces ganador del Oscar a Mejor Actor de Reparto para, finalmente, despejar la duda de todos aquellos que pasaron los últimos ocho años rompiéndose la cabeza para descifrar el desenlace de la cinta.