Once Upon a Time… in Hollywood acaba de ser estrenada y no deja de ser foco de críticas. El noveno film de Quentin Tarantino llegó a los cines estadounidenses hace menos de una semana, convirtiéndose en éxito de taquilla y al mismo tiempo, foco de ataques. En los últimos días fue PETA (Personas por el trato ético de los animales) quienes apuntaron sobra la imagen negativa que se proyecta sobre Sayuri, la perra pitbull que aparece en el film.

Ahora es Shannon Lee, hija del maestro de artes marciales Bruce Lee, quien está completamente decepcionada por el trato que se le da a la figura de su padre es Once Upon a Time… in Hollywood.

En una entrevista con The Wrap, la actriz comentó:

«Lo ponen como un idiota arrogante con el ego inflado y no como alguien que tuvo que luchar el triple que cualquier otro para conseguir lo que a los demás se les daba como si fuera natural… Aquí él es el bravucón que le busca pelea a Brad Pitt, pero él no era así.»

Mike Moh es el encargado de encarnar el personaje del gran Bruce Lee en el nuevo film de Tarantino. Desde la óptica de Shanno Lee, lejos está de enaltecer la figura de su padre; se lo caricaturiza y ridiculiza:

«Fue incómodo sentarme en el cine y escuchar a la gente reírse de mi padre. Es como si hubiese dirigido [a Mike Moh] como una caricatura de mi padre. Lo que me interesa es aumentar la conciencia de quién era Bruce Lee como ser humano y cómo vivió su vida, pero todo eso fue arrojado al inodoro en esta representación, y convirtió a mi padre en este arrogante saco de boxeo.»

Sabemos que Tarantino siempre ha sido un incorrecto y ha tratado temáticas sociales y políticas con crudeza, siempre ponderando su humor y estética antes que las opiniones del público. Y aunque Shannon Lee comprende los guiños irónicos, contextuales e históricos, no quedó nada satisfecha con la pintura que Tarantino eligió hacer de su padre:

«Puedo entender todo el razonamiento detrás de lo que se muestra en la película. Entiendo que los dos personajes son antihéroes y esto es una especie de fantasía de lo que sucedería … y están retratando un período de tiempo que claramente tenía mucho racismo y exclusión. Entiendo que quieren hacer del personaje de Brad Pitt un superhombre que podría golpear a Bruce Lee. Pero no tenían por qué tratarle de la misma forma que el Hollywood blanco lo hizo cuando estaba vivo.»

Previo al estreno del film, ella y Debra Tate, hermana de Sharon Tate (quien también es retratada en el film), reclamaron no haber sido consultadas para la producción de esta película. A pesar de ello, Debra Tate se llevó una buena imagen de la figura de su hermana en la película: «Me hizo llorar porque sonaba justo como Sharon. Cuando leí el guion vi que en realidad iba a ser la historia de los personajes de Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. Fue como volver a ver a mi hermana casi 50 años después.»