En su momento, la elección de Ben Affleck para interpretar a Batman en Batman v Superman: Dawn of Justice, la primer aparición del héroe de Ciudad Gótica en el Universo Extendido de DC, generó un sinfín de críticas. Aún así, Warner Bros. Pictures decidió apostar por el actor, pero no se sabe a ciencia cierta si eso continuará por mucho tiempo más.

Según reportó The Wrap, Warner estaría considerando seriamente dejar de contar con los servicios del nacido en California en el futuro, interrogante que deberían resolver rápido no sólo para ver cómo siguen desarrollando la franquicia sino también el film The Batman que, hasta no hace mucho, se suponía que fuera encabezado por Affleck.

El motivo de la duda no sería otro que económico: el actor y director, un alcohólico en recuperación que debió ingresar en rehabilitación la semana pasada por tercera vez en las últimas dos décadas y por segunda vez en poco más de un año, incrementaría sustancialmente el monto que Warner debería desembolar en calidad de seguro para no perder dinero en el supuesto caso de que la película experimente alguna demora o imprevisto que le impida seguir filmándose o, en el peor de los escenarios, tener que optar por la cancelación del film.

“Lo más probable es que el estudio lo reemplace porque los costos del seguro se van a ir por las nubes”, le dijo al citado medio un representante de una compañía de fianzas.

“Sería redituable, pero el deducible sería muy alto, probablemente el presupuesto de la película”.

De seguir creyendo en que Affleck es el indicado para personificar a Bruce Wayne, Warner podría llegar a ponerle algunas condiciones bastante serias al actor, ya que, de acuerdo con la fuente consultada, la estrella no sólo debería pasar un examen médico sino también tomar una prueba diaria de drogas en el set administrada por un especialista de la salud elegido por la compañía de seguros.