Esta semana se estrena It: Capítulo 2, la segunda parte de la adaptación cinematográfica del argentino Andy Muschietti de la novela de terror de Stephen King.

Si bien la tan esperada continuación de la lucha del Club de los Perdedores por acabar con el malvado payaso Pennywise (Bill Skarsgård) llega a los cines durante los próximos días (el jueves es el estreno en nuestra país), varios periodistas especializados en la materia ya tuvieron la chance de disfrutar del largometraje encabezado por el talentoso James McAvoy en el papel de Bill Denbrough.

Si sos de las personas que estuvieron esperando impacientemente estos dos años a que el film vea la luz, seguro te van a servir las devoluciones de los críticos para saber con qué te vas a encontrar en la sala de cine. Es por eso que recopilamos algunas de las opiniones de quienes más saben para ayudarte a que te prepares para ver este largometraje que ocurre 27 años después de los hechos vistos en la primera entrega.

“It: Capítulo 2 es grande y ambiciosa. No puede manejar completamente el peso de sus aspiraciones, pero aún así es un buen ejemplo de horror que llega al corazón. Las partes que funcionan, lo hacen REALMENTE bien, y Bill Hader resalta y roba escenas como lo esperábamos», escribió Haleigh Foutch de Collider.

«It: Capítulo 2 es un vistazo maravilloso a la amistad y el trauma del cual no pude dejar de pensar. Bill Hader y James Ransone se roban completamente el show. No puedo esperar para verla nuevamente», indicó Kate Gardner de The Mary Sue.

«Todo lo que es increíble e imperfecto de It: Capítulo 2 viene directamente de la novela. El horror en esto es más brutal. Una adaptación más optimizada podría resolver el problema de la repetición del tercer acto. Los actores fueron geniales y la dirección impresionante. Muy buena, pero no genial», proclamó Juanma Fernández-París de El Nuevo Día.

«It: Capítulo 2 es probablemente más terrorífica que el primer capítulo, con más imágenes de Pennywise para atormentar tus sueños. Pero también pierde bastante del encanto en el cambio de enfoque de una película de niños creciendo a los personajes adultos que son ahora. Con casi tres horas, se siente muy larga», reconoció Peter Sciretta de Slashfilm.com.