Mnémora: pueblo, poder y tiempo es un film autogestivo, realizado por varios espacios comunitarios en conjunto, en el que se combina historia argentina, ciencia ficción, futurismo y política.

José de San Martín, Juana Azurduy, Martín Miguel de Güemes y Eva Perón, entre otros, protagonizan este film y luchan por salvar a la humanidad. Entre dibujos animados, live action y estética de historieta se desarrolla este film de acción altamente novedoso. Desde su realización y desarrollo narrativo, el film plantea una manera cooperativa y comunitaria de trabajar, ya que para llevar a cabo el film fue necesaria la unión de varios centros comunitarios.

La dirección estuvo a cargo de Alexis Fusario y el soundtrack está ejecutado por la Orquesta Sinfónica Municipal de San Martín, dirigida por Gustavo Spattocco, ex pianista de Mercedes Sosa.

Eduardo Balán, coordinador del centro El Culebrón Timbal, explica:

“Es cierto que nos dimos el gusto de combinar y jugar con géneros populares y recursos de distintas tradiciones —explica—, como el cómic, el western, la ciencia ficción, pero lo fuerte pasó por otro lado. Fue una epopeya en la que pudimos superar nuestros límites apelando siempre a la audacia del grupo humano que la encaró y de todos y todas los que se solidarizaron con nosotros a lo largo de casi cinco años. Y quizás esa sea la magia de esta película. Mnémora cuenta lo que Mnémora es. Para hacer una película sobre un grupo desparejo que quiere salvar al mundo, lo mejor es filmarla con un grupo desparejo que quiere salvar el mundo… y los que hacemos cultura comunitaria tenemos algo de esa locura adentro, una locura que se transmite”.

En una clave similar a la de la literatura nacional actual, el film se anima al eclecticismo genérico: “Ciencia ficción, novela negra, realismo mágico… fueron siempre las lentes con que intentamos, desde El Culebrón Timbal, retratar la realidad del Gran Buenos Aires y sus barrios”, comenta Balán.

El film fue presentado en espacios comunitarios y de manera gratuita, en las 23 provincias argentinas y en 12 países de Latinoamérica. En su estreno el film también se lanzó junto a un comic-book, un disco de rock y un videojuego, entre otras propuestas multimedia.