Categorías: Cine
| Publicado
29/03/2019

Murió Agnès Varda, icono del cine francés, a sus 90 años

Foto: Harald Krichel

Triste día para los amantes del cine. Agnès Varda, la directora francesa y considerada la abuela de la Nouvelle Vague, falleció anoche a los 90 años, según confirmó su representante de prensa Cécilia Rose de Tamaris.

De Tamaris, quien fuera la productora de la multifacética artista europea durante los últimos 17 años, también dio a conocer que Varda murió en su hogar de París víctima de un cáncer de mama que la aquejaba. "Este viernes por la tarde iba a inaugurar una exposición en Chaumont-sur-Loire, que se abrirá sin ella", explicó.

"La cineasta y artista Agnès Varda murió de un cáncer en su casa la noche del 29 de marzo de 2019, rodeada de su familia y amigos", reza el comunicado emitido de la familia, mismo que también la describe como una "feminista alegre" y una "artista apasionada".

El mes pasado, la diminuta directora presentó su última película, Varda by Agnès, un film donde repasaba su vida de cineasta, en el Festival de Berlín y recibió el premio honorario de la Cámara de Berlín. Varda tuvo películas en competencia en el festival cuatro veces, ganando el Premio del Gran Jurado en 1965 con Le Bonheur, pero a medida que la mala salud la superó en las últimas semanas, Agnès canceló la clase magistral que tenía previsto presentar en el evento Qumra en Doha, Qatar a principios de este mes.

En Varda by Agnès, la propia artista daba una lección en lo que se refiere al séptimo arte y repasaba a su vida artística a través de conferencias que había dado en los dos últimos años por el mundo. "Nunca quise decir nada, pero para quien le interese, ahí queda", aclaró en Berlín. Además, Varda contaba en pantalla que su larga carrera se dio gracias a sus tres pilares para hacer cine: "Inspiración, creación y compartir el resultado". Así explicaba el éxito de películas suyas como Cleo de 5 a 7 (1962); La felicidad (1965), el documental sobre los Black Panthers que realizó en 1968 cuando ella y su marido, Jacques Demy, vivieron en Los Ángeles; Una canta, otra no (1977) o Sin techo ni ley (1985).

Dueña de una extensa filmografía y multipremiada a lo largo de su carrera, Varda recibió un Oscar honorífico en 2017, galardón entregado "para honrar la distinción extraordinaria en logros de por vida, contribuciones excepcionales al estado de las artes y las ciencias cinematográficas, o por un servicio sobresaliente a la Academia", convirtiéndose en la primera directora en recibir el galardón.

Temas relacionados: Agnès Vardadestacados