A la edad de 78 años murió el maestro de la luz holandés, Robby Müller. Su familia confirmó su muerte y esclareció que estaba enfermo desde hacía ya tiempo, según informa IndieWire.

Müller es reconocido dentro del mundo del cine por su gran trabajo como iluminador, y uno de los cineastas con los que más colaboró fue Wim Wenders, incluso desde los inicios de su carrera en films como The Goalkeeper’s Fear of the Penalty (1971), The Scarlet Letter (1973) y The American Friend (1977), aunque uno de sus trabajo más reconocidos será en la icónica Paris, Texas (1984).

Jim Jarmusch es otro de los nombres que figuran junto al de Müller al hablar de sus colaboraciones más importantes: comenzaron juntos con Down by Law (1986), para luego seguir trabajando en Mystery Train (1989), Dead Man (1995), Ghost Dog (1999) y Coffee and Cigarettes (2003). Jarmusch se expresó con respecto a muerte de su compañero, vía IndieWire:

“Robby fue una de las personas más notables que he conocido, uno de mis amigos más queridos, mi hermano mayor y mi maestro. Sin él, creo que no sabría nada sobre hacer películas, o sobre un montón de otras cosas. Ahora se ha ido, pero está en mi corazón, en mi espíritu y mis pensamientos por siempre. Gracias Robby, por todo lo que nos diste, y por tu irreemplazable presencia en nuestras vidas”.

Master of Light – Robby Müller from ARTtube on Vimeo.

Müller también trabajó junto a Lars Von Trier, incluso en dos de sus films más celebrados: Breaking the Waves (1996) y Dancer in the Dark (2000). Por su trabajo en ambas películas Müller fue premiado por la New York Film Critics Circle y The National Society of Film Critics.