Categorías: Cine
| Publicado
21/08/2020

Netflix responde a la polémica por el póster inapropiado de Cuties

La película recientemente estrenada se promocionaba con una imagen que en las redes acusaron de pedófila.

Foto: Netflix

Cuties es una película escrita y dirigida por la francesa Maïmouna Doucouré. Se trata de una comedia dramática que se centra en unas niñas que persiguen su sueño de ser porristas. La protagonista es Amy (Fathia Youssouf), una inmigrante senegalesa de 11 años que hacer enojar a su madre musulmana al tomar esa decisión que desafía sus creencias religiosas.

El largometraje ganó a comienzos de este año el premio a la mejor dirección dramática en el Festival de Cine de Sundance y, a nivel general, es una producción bastante elogiada por la crítica. Sin embargo, Netflix tomó la desafortunada decisión de publicar el film con un póster diferente del original y mostrar a las cuatro pre-adolescentes en unas poses bastante subidas de tono.

Enseguida, los usuarios de Twitter salieron a la carga al considerar totalmente inapropiado ese afiche y acusaron a la empresa de sexualizar a las menores de edad. El escándalo fue tal que representantes del servicio de streaming salieron a pedir disculpas y decidieron retirar esa imagen promocional.

Foto: Netflix

Según reporta Variety, el gigante de contenidos emitió un comunicado oficial hace unas horas en el que sus voceros señalan:

"Lamentamos profundamente el material gráfico inapropiado que usamos para 'Mignonnes'/'Cuties' (…) No estuvo bien, ni fue representativo de esta película francesa que se estrenó en Sundance. Pero ahora hemos actualizado las imágenes y la descripción".

Sobre este tema, la activista Claire Heuchan tuiteó: "Es tan revelador que el primer gran original de @netflix que centra a las jóvenes negras depende de la sexualización explícita de niños de 11 años. Ya sea en la actuación o en la música, una imagen sexualizada es, con demasiada frecuencia, el precio del éxito general para las mujeres y niñas negras. Vergonzoso".

De cualquier modo, resulta irónico que esa plataforma haya optado por utilizar un diseño tan desubicado para publicitar una pieza audiovisual que justamente critica el consumo hipersexualizado de menores.