Foto Quentin Tarantino: Siebbi / Foto Alfonso Cuarón: Gage Skidmore / Foto Martin Scorsese: Peabody Awards

El domingo 24 de febrero se va a celebrar la edición número 91 de los Premios Oscar, y sin dudas será una de las más polémicas de la década. Por un lado, será una ceremonia distinta porque no tendrá conductor, ya que el elegido Kevin Hart abandonó el barco luego de que unos viejos tweets homofóbicos salieran a la luz.

Además, en las últimas semanas se generó una gran controversia respecto a los shows musicales correspondientes a las canciones nominadas. En un principio, se dijo que solo Lady Gaga y Kendrick Lamar (nominados por “Shallow” y “All the Stars” respectivamente) iban a subir al escenario; sin embargo, y tras varias quejas, la Academia dio marcha atrás con la decisión y cuatro de los cinco candidatos –no se sabe qué va a pasar con la performance de “When a Cowboy Trades his Spurs for Wings”- tendrán su correspondiente interpretación.

Pero la cosa no termina ahí. La decisión más polémica y repudiable fue anunciada hace unos días. En su afán por acortar la duración de la ceremonia -que suele extenderse por más de tres horas- la Academia de Hollywood comunicó que habrá cuatro categorías que serán anunciadas durante los cortes comerciales y luego mostradas a través de un montaje durante la ceremonia: Dirección de fotografía, Montaje, Corto de ficción y Maquillaje y peinado.

Obviamente, las críticas no tardaron en llegar. Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón fueron los primeros en mostrar su disconformidad con la decisión y a ellos se le sumaron Quentin Tarantino, Martin Scorsese, Spike Lee, Damien Chazelle, Roger Deakins, Emmanuel Lubezki y demás miembros de la industria del cine, que escribieron una carta abierta dirigida al presidente de la institución, John Bailey, repudiando el anuncio y pidiendo que se retracten.

Imagen: Captura Twitter @Alfonsocuaron

La carta expresa que relegar esas categorías tan importantes a un estatus menor «es un insulto a todos aquellos que hemos dedicado nuestra vida y nuestra pasión a la profesión elegida”. Además, agregan que la Academia está disminuyendo el prestigio de todos los que se verán afectados por esta decisión:

“Cuando el reconocimiento de los responsables de la creación de un cine sobresaliente se ve reducido por la misma institución que debe protegerlo, dejamos de defender el espíritu de la Academia de celebrar el cine como una forma de arte colaborativo”.

Imagen: Captura Twitter @RealGDT

Por supuesto, los organizadores no tardaron en responder a la carta, afirmando que de ninguna manera pretenden restarle protagonismo a los nominados y que solo se acortarán momentos del anuncio. Además, alegaron que fueron los miembros de cada rubro los que propusieron que sus categorías no se televisen como el resto.

Para culminar, y como la transmisión se hará también por internet y sin cortes, se explicó que aquellos que lo vean online tendrán la chance de presenciar el anuncio de esas categorías en vivo.