Cine
|
06/06/2021

Pulp Fiction: La historia detrás del mítico reloj

Jonathan R. Hodges, jefe de utilería de la película, fue el encargado de conseguir esta pieza que se ha convertido en una de las más icónicas del cine. Conocé más en esta nota.

Pulp Fiction, una de las películas más importantes en la filmografía de Quentin Tarantino, debutó hace 27 años en Cannes, ganando la Palma de Oro y cambiando para siempre el mundo del cine. En el libro Pulp Fiction: The Complete Story of Quentin Tarantino's Masterpiece, su autor, Jason Bailey, desglosa el orden cronológico de la cinta paso por paso.

"El hecho de que fuera un film tan complejo desde el punto de vista estructural, temático y metafórico, hizo que se viera realmente beneficiado con el detallado híper análisis que se estaba empezando a dar vía internet", dijo al respecto en una oportunidad.

Sin entrar en detalles para no spoilear más de lo suficiente, hay un objeto en la película que es particularmente importante: un reloj. Jonathan R. Hodges, jefe de utilería de la película (y de tantas otras como Reservoir Dogs y First Man), fue el encargado de conseguir esta pieza que se ha convertido en una de las más icónicas del cine.

En una entrevista con Hodinkee, Hodges compartió todos los detalles al respecto, desde cómo eligió el reloj, cuánto costó hasta por qué fue tan importante para la trama del film. A continuación, repasamos algunos datos claves en torno a este objeto tan particular:

La elección del reloj

"Casi toda la información sobre el reloj se presenta en el discurso de Christopher Walken: era uno de los primeros relojes pulsera, usado por su bisabuelo, su abuelo y luego su padre. […] Sabía que los primeros relojes pulsera eran de los años ’20 y que antes de eso se usaban relojes de bolsillo, por eso quería uno de bolsillo que pudiera ser usado como pulsera", contó Hodges.

Y agregó: "Comencé a ir a tiendas de antigüedades. No recuerdo dónde lo compré, pero en la recorrida lo vi. Lo que me sorprendió es que era redondo y del tamaño de un reloj pulsera pero las piezas de los extremos estaban soldadas exactamente como para colocar una banda. Lo compré y se lo llevé a Quentin. Cuando Bruce Willis lo vio, pidió una banda especial para el reloj".

Además de afirmar que fue el único reloj que se usó –no hubo dobles-, el jefe de utilería se refirió al valor del objeto y comentó: "Diría que costó menos de $50. Incluso podría haber salido $20. Y la banda probablemente $5".

Bruce Willis en Pulp Fiction.

El protagonismo del reloj en la película

"Pulp Fiction tenía mucha utilería específica. Realmente no pensé 'Oh, es uno de mis objetos'. Se trataba más de hacerlo bien. Trabajar con Tarantino en esa época –no volví a trabajar con él luego– fue muy bueno, el ambiente realmente era bueno. La comunicación se mantenía muy abierta. […]", comentó.

"Cuando encontré el reloj no le di muchas opciones porque cuando lo vi sabía que era ese, y Quentin y Bruce lo miraron y dijeron 'es ese'. No lo pensé en términos de que se trataba sobre mí. Simplemente amo las películas y por eso me metí en esto. Estás allí mirando esta escena genial en una película genial", sentenció.

Por qué Tarantino eligió un reloj como objeto

"Es una gran pregunta. Bueno, es pequeño como para entrar en el cuerpo de alguien, es un objeto personal y no es raro que los hombres usen un reloj que viene de su padre o abuelo, o que está asociado a la guerra", expresó Hodges.

"Por otro lado, Bruce es conocido por usar relojes y cuando eligió una banda especial para el reloj, sabía que iba a tener conexiones emocionales. Hay una historia de algo que ha pasado a través de la familia y ¿qué mejor objeto para llevar a la guerra? Un collar con una cruz no sería lo mismo", sentenció el profesional, quien también dio a entender que Tarantino se quedó con el objeto luego del rodaje.