Cine
|
12/11/2021

Quentin Tarantino habla sobre su amor por The Thing de John Carpenter

El cineasta aprovechó su paso por el programa de Stephen Colbert para hablar en profundidad sobre el icónico film de los 80 y cómo terminó influenciando en su debut como director, Perros de la calle. Mirá lo que dijo.

Quentin Tarantino no solo es un gran director y guionista, sino que es un cinéfilo bastante apasionado. Según él mismo narró en varias oportunidades, su amor por el séptimo arte creció aún más durante los años en los que trabajó en una tienda de alquiler de películas. Pues bien, hace unos días el cineasta aprovechó su paso por The Late Show With Stephen Colbert para hablar en profundidad sobre The Thing de John Carpenter, uno de los films más icónicos de los años ochenta.

Aunque la razón principal de su visita al programa era hablar de su libro sobre Once Upon A Time In Hollywood, el nacido en Knoxville no pudo evitar elogiar la mezcla de suspenso, sangre e ingenio que ofrece el largometraje de Carpenter:

"Creo que [The Thing] es una de las mejores películas de terror jamás realizadas, si no una de las mejores películas jamás hechas. Una de las razones por las que The Thing ocupa un sitio especial en mi corazón es que me fascinan las películas de terror. No me asusto durante ellas. Pero con The Thing me aterré. Estaba asustado y me dieron ganas de ponerla bajo un microscopio para saber por qué estaba tan asustado durante esa película".

Más adelante, Quentin agregó su valoración sobre la trama de esa obra: "Estos tipos están atrapados en cierta situación en este centro de investigación en el ártico. Y entonces, uno o más de ellos son posiblemente esta 'cosa' que los devorará a todos, y nadie sabe si eres el tipo de siempre o si eres la 'cosa'. El film hace que la paranoia de aquello sea tan palpable, tan real. Es casi como otro personaje, solo por su pura paranoia".

Finalmente, Tarantino entendió que fue por ello que lo afectó tanto The Thing y explicó cómo aquello lo inspiró para escribir Perros de la calle (1992), su primera película: "Pensé: 'Necesito tener ese aspecto que está en The Thing. Necesito atrapar a estos bastardos. Necesito atraparlos en un almacén, y quiero que la paranoia de lo que está sucediendo en ese almacén rebote en las paredes y, con suerte, como en The Thing, alcanzará a la audiencia".