La semana pasada se confirmó que Robert Pattinson será el Bruce Wayne de Matt Reeves, el director que se encuentra al frente de The Batman, la próxima cinta sobre el superhéroe de DC Comics.

Aunque el nombre del actor inglés venía asociándose al papel hacía tiempo, Warner Bros. oficializó la contratación de Robert días atrás, generando un sinfín de opiniones en todo internet.

Ahora, después de un tiempo para que se calmen las aguas, comienzan a surgir en diferentes medios más detalles sobre el proceso que llevó a Pattinson, recordado por haber interpretado a Edward Cullen en la saga Crepúsculo, a poner su firma para vestir el traje del protector de Ciudad Gótica.

Según reportó saber The Hollywood Reporter gracias a información obtenida de fuentes cercanas a la situación, Reeves consideró al actor de 33 años al principio del proceso a pesar de que en aquel momento no se realizó ningún contacto. De hecho, el cineasta Reeves ni siquiera sabía si Robert iba a querer el papel dado que, desde que finalizó la mencionada saga adolescente, Pattinson se dedicó a participar en películas independientes más pequeñas y bien reseñadas como Good Time y Maps to the Stars, evitando así las grandes films de estudio.

Pero, lo que en un principio podía parecer una traba, hacía más atractiva para Reeves y el equipo ejecutivo de Warner Bros. la contratación del inglés. Además, el hecho de que Pattinson nunca apareció en una cinta de Marvel Studios sumaba puntos a su favor, dado que cada vez son menos los nombres reconocidos que no hayan pisado alguna producción de La Casa de las Ideas.

Se espera que The Batman llegue a los cines estadounidenses el 25 de junio del 2021.