Foto: Disney

Toy Story 4 es actualmente el film más popular entre los niños (y también adultos). La cuarta entrega de la saga de los juguetes ha traído nuevos personajes al grupo que se inició en 1995, entre ellos la muñeca Gaby Gaby (una especie de villana) y el simpático Forky, el muñeco que fabrica Bonnie, la niña que es dueña de los juguetes.

Forky es uno de los protagonistas de esta nueva entrega, que podría ser la última, y es un juguete bastante diferente a los demás, ya que ha sido creado con elementos de la basura y él no se considera un juguete sino, justamente, basura.

Bastante despistado y con comportamientos absurdos, Forky es más que simpático y creador de varias de las escenas más cómicas del film, por lo cual Disney no ha perdido tiempo y lo ha hecho parte del merchandising del film.

Pero, esta vez algo salió mal. Al estar hecho de manera casera, Forky pierde sus partes permanentemente, por eso el muñeco de merch también puede ser desarmado. Esta característica ha sido advertida como peligrosa para los niños y niñas, por parte de la Comisión de Protección al Consumidor de Estados Unidos.

Luego de analizar el juguete concluyeron que los niños y niñas pequeños corrían riesgo de asfixiarse con los ojos de Forky, que son fácilmente removibles del juguete. Es por esto que Disney tuvo que sacar de circulación el producto, del cual ya llevaban vendidos más de 80.000 ejemplares.

«Nada es más importante que la seguridad de nuestros clientes», fue la declaración de Disney al anunciar el retiro del muñeco de las góndolas de jugueterías.