Descubrir
15/12/2022

Anwar: El trovador que cultiva canciones de amor a la vieja usanza

En su nuevo EP Follow Me, editado a través del sello francés ThinkZik!, el músico nacido en Marruecos apela a la sinceridad y la ternura para cantarle al romance.

Anwar desafía el tiempo, ignora modas, se burla de las tendencias. Pop, rock y folk a la vez, con toques de blues o reggae, las melodías acarician el pasado pero se cuidan de caer en la nostalgia. Sin buscarlo, sin pensarlo, se incorpora a nuestro inconsciente colectivo y despierta en nosotros al adolescente enamorado de los músicos, de Buddy Holly hasta Bob Marley u otros maestros en el arte de sublimar el momento y los sentimientos en tres estrofas y un estribillo.

Si bien nació en Tetuán, Marruecos en los años 80, Anwar creció en Bruselas y luego vivió un tiempo en Málaga, donde estudió Ciencias Económicas y trabajó en diversas profesiones antes de emprender su carrera artística. En ese entonces fabricaba pesos de pesca, regenteaba un cibercafé o trabajaba en una empresa de limpieza. Mientras cultivaba este jardín, en secreto la música irrumpió en su vida. De su infancia conserva el recuerdo de su padre, amante de Jimi Hendrix, James Brown y de Creedence Clearwater Revival. Pero también lecturas, alimentando su sensibilidad por el romance. El clic sucedió cuando escuchó el álbum The Score, del grupo neoyorquino The Fugees, que se convirtió en su guía de canto; su voz tarareando sobre la de Lauryn Hill fue toda una revelación.

Coqueteando en un principio con el rap, luego se unió a un grupo que fusionaba rock con música Gnaoua, grupo con el que llegó al Festival de Essaouira en 2005, su principal logro. “No sabía absolutamente nada de esta cultura, indagando en ella aprendí mucho sobre mí mismo”, subraya quien se encuentra en la confluencia de varios orígenes: bereber, árabe, subsahariano. Seguirán otros encuentros, otras experiencias con nombres que han pasado más o menos desapercibidos, como Tizichen, Maximin y Tata Njava de Suarez, antes de que su destino se aclare. “Al ser autodidacta se pierde mucho tiempo, aunque te permite aprender de tus errores”, admite Anwar. El éxito lo alcanza luego de su encuentro con la cantante Zaz, quien lo invita a abrir los conciertos de su gira. “De la noche a la mañana pasé del Divan du Monde al Zénith, de unos cientos de personas a tocar para miles”. En 2016 llegó su primer álbum, Beautiful Sunrise. Melodías que te llegan con pureza, con la belleza y gracia de un primer rayo de sol. Romances que te seducen, que te coquetean.

Anwar acaba de presentar su nuevo EP, Follow Me, a través del sello francés ThinkZik!. “Je suis un sentimental” anuncia Anwar en este nuevo EP, un avance de su próximo álbum, al que describe como un invernadero en el que florecen los romances y las canciones de amor. De las cinco canciones que componen este EP, algunas podrían haber servido para bautizar una nueva variedad de rosas, como “The One” o “Elizabeth”. Sin dudas cada simple tiene su propio color, olor, mensaje y espinas. En un 2022 al que ve como la era de las citas rápidas, el porno vengativo y el amor desacralizado, un trovador de voz andrógina que todavía se esfuerza por cultivar canciones de amor de la vieja escuela con la sinceridad como único abono admisible. Un sentimiento eterno, música sin edad.

Como en su primer álbum, Follow Me promete lo que puede ofrecer: una luz procedente de las raíces mediterráneas de su autor, como las indica su nombre, Anwar, que significa “luces” en árabe; como el halo de delicadeza que envuelve cada una de las piezas. Grabado en un estudio en París con la ayuda de Pascal Danaé y de Nicolas Quéré en la producción, cantado íntegramente en inglés, Follow Me pinta un nuevo mapa de ternura utilizando la paleta de sonidos que siempre ha iluminado el pop clásico: guitarras, teclados y batería. Todo esto va acompañado de un vocabulario que consagra la victoria suprema del corazón, como si todo comenzara nuevamente, como si la música redescubriese su inocencia perdida, su sensibilidad primordial.

Con una estética derivada del blues, a la que no es ajena la guitarra de Pascal Danaé, la canción “The One” celebra el amor como ideal y como condición previa a todo en este mundo. Lo notable de este repertorio, donde a veces se cristaliza el recuerdo de un affaire (“Elizabeth”), la experiencia de la soledad (“Lonely”), es el midtempo, estilo años 50, al estilo "Heartbreak Hotel". Así como los sentimientos, es el deseo el que enciende el motor de los personajes de la canción “Follow Me”, a quienes transporta en un viaje transfronterizo que va de Casablanca a Zanzíbar. Pero si la pasión muy a menudo sofoca a su destinatario, la que suscita en este EP nos atraviesa con la ligereza de un escalofrío, haciendo de este álbum una auténtica delicia. “Para mí, este EP fotografía momentos, situaciones, emociones. Los personajes representan a personas que he conocido, frecuentado o visto, gente corriente y que todo el mundo conoce. Son palabras sobre melodías que restauran historias de vida y cuentan historias universales”.

Mientras esperamos el lanzamiento de su segundo álbum, Anwar ha creado una playlist exclusiva para What The France con algunas de sus canciones favoritas “made in France”. Esta es la oportunidad de (re)descubrir obras de artistas como Noir Désir, Toko Blaze, Joe Bel, Patrick Coutin, Jehro, The Avener, Hindi Zahra, Charlie Winston, Norma, Louise Attaque, Cocoon, Medi, Ben L’Oncle Soul, Ayo, Claire Laffut, Yael Naim, ¡Fuego! Chatterton, Imany y Filatov & Karas, Thomas Kahn, Francis Cabrel, Saandia, Joe Dassin, Clara Luciani, Charles Pasi, Saule, Diva Faune, Claire Denamur y de Nino Ferrer.

Escuchá Follow Me en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).

Este contenido fue provisto por What The France, medio impulsado por la CNM -Centre national de la musique- dedicado a difundir la música francesa. Podés conocer más bandas y artistas franceses, escuchar playlists y ver sus videos originales en su sitio web.


Ver más sobre: Música en Francia