Descubrir
|
29/06/2022

Carla Rivarola crea emotivos himnos de nostalgia, valor y amor digital

La joven artista mexicano-argentina cuenta con dos discos en su haber y la semana pasada presentó el sorprendente single “Telelpan”.

Latinoamérica cuenta con una escena musical emergente cada vez más rica y diversa, y Carla Rivarola es una digna representante de esto al tener raíces mexicanas y argentinas.

La joven cantante y compositora debutó de manera oficial en 2019 con el álbum Médula silvestre, una colección de canciones con una destacada voz grave, un estilo lo fi y letras sumamente confesionales. Como el título de su disco sugiere, Rivarola buscó ir a lo profundo de sus emociones y trazar con ellas un vínculo con la naturaleza. El año siguiente, y pese al arribo de la crisis sanitaria desatada por la pandemia, Carla volvió al ruedo con Lucha o fuga, un disco de diez tracks en el que se abrió para cantar sobre asuntos como la lucha contra la ansiedad y otros dramas propios de la vida en la era digital.

“Me gusta cantarle canciones tontas inventadas a los hot cakes -cuenta Rivarola-. Escribo canciones desde los ocho años, toco varios instrumentos, produzco y mezclo. Necesito estar metida en todo en cuanto a la música. Quiero hacer canciones que te hagan sentir fuerte, quiero siempre decir la verdad con transparencia y amor. Desde la pandemia y un par de roces con la muerte, la neta ya trato de tomar todo como viene y no pensar demasiado en el futuro”.

Dentro de los lanzamientos más recientes de esta artista se encuentra el single “La gravedad”, una pieza de indie rock que ahonda en la complejidad de los vínculos con quienes más queremos. Al comienzo de la canción, ella canta: “No estábamos blindados contra todos los ataques del amor/ Vivíamos aislados en una cámara de sabotaje y de contradicción”. El tema cuenta además con un entretenido video dirigido por Adrián Méndez.

La última canción publicada por Carla fue “Tetelpan“, tema que ella considera el más íntimo de su repertorio hasta la fecha. Sobre esa composición, Rivarola comentó en un comunicado: “Hay un valor y una tranquilidad en observar el recuerdo aunque nuestros sentimientos al respecto no estén del todo acomodados. Un sintetizador fantasma, una guitarra eléctrica como navaja, y una voz más oscura que nunca”.

Escuchá “Tetelpan” a continuación o en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music):