the-shoe

Aunque hoy es reconocida mundialmente por haber interpretado a Johanna Mason en The Hunger Games, la carrera actoral de Jena Malone comenzó hace muchísimos años (casi 20), cuando apareció en la miniserie Hope (por la que fue nominada a un Golden Globe) y en el film Stepmom (recordado drama con Susan Sarandon y Julia Roberts). Esos fueron los primeros títulos, a los que luego se le sumaron el film de culto Donnie Darko; The Dangerous Lives of Altar Boys; Pride & Prejudice, Into the Wild, y, ya más reciente, Inherent Vice y The Neon Demon entre tantos otros.

La carrera de Malone se movió entre series, films independientes y algunos blockbusters. Sin embargo, la actuación no fue, ni es, lo único que ocupa su tiempo. Desde hace años, la norteamericana se ha dedicado también a la música, primero lanzando canciones bajo el nombre Jena Malone and her Bloodstains y más acá en el tiempo, siendo parte de un proyecto llamado The Shoe, conformado junto a su amigo y productor musical Lem Jay Ignacio.

Ambos se conocieron en California, allá por el 2008. Luego de cantar juntos en un escenario, el dúo formó una alianza que hasta el día de hoy se mantiene intacta. Comenzaron escribiendo canciones de manera espontánea, sin encasillarse en ningún género en particular, tocando el piano, experimentando e improvisando sin definir qué eran exactamente, si una banda o simplemente dos amigos haciendo música. Finalmente conformaron The Shoe, cuyo nombre proviene de un instrumento construido por Malone que consistía en un viejo baúl con loopers, teclados, instrumentos de percusión, drum machines y más.

El primer EP de la banda se tituló At Lem Jay’s Garage y fue lanzado en el 2009 a través del sello discográfico de Jena, There Was An Old Woman Records. En este primer trabajo ya se percibe un sonido por momentos experimental, con voces distorsionadas y melodías difíciles de seguir. La voz de Malone nos recuerda rápidamente a Regina Spektor e incluso el sonido se asemeja a los primeros trabajos de la rusa (Eleven Eleven; Songs).

En el 2013 lanzaron su primer álbum I’m Okay que, en palabras de Jena, está lleno de historias con las que todos pueden identificarse. Un trabajo íntimo, compuesto de algunas canciones folk y otras que se mueven nuevamente hacia algo más experimental.

El año pasado estuvieron en Sessions X, un programa de contenido musical creado por Gavin Brown que reúne a varios artistas de todo el mundo para un set de tan sólo 6 temas grabados en un estudio. Esta performance puede escucharse, al igual que el resto de la discografía, en Spotify.

Comunidad Indie Hoy