Descubrir
|
05/05/2021

Desde Brasil, Ale Sater crea atrapantes canciones folk de soledad y nostalgia

El integrante de la banda Terno Rei presenta Fantasmas, su primer trabajo solista.

Foto: Gentileza de prensa

Las canciones de Ale Sater surgen como un fértil caudal lleno de sentires siempre a punto de desbordarse. No es una sorpresa que para contener semejante afluencia de sonoridades, el músico de 31 años originario de Niteroi, Brasil, haya decidido hace unos años comenzar de forma paralela su proyecto como solista con el cual este año publicó el EP titulado Fantasmas.

Si bien el proyecto por excelencia de Ale es la banda Terno Rei, de la que viene siendo parte desde el 2010, su cercanía a la música comenzó mucho antes, cuando a sus 15 años cuando aprendió a tocar el bajo. Desde entonces ha mantenido influencias claras pero diversas que van desde el grunge hasta el hardcore punk; sin embargo, es en Fantasmas donde el cantautor explora sonidos más cercanos a la música folk.

Junto a Terno Rei, Ale viene generando expectativas en los circuitos alternativos, sobre todo entre esa fanaticada que está familiarizada con sellos icónicos norteamericanos como Captured Tracks y Sub Pop. Con un sonido que fue madurando desde 2011, es con su tercer disco titulado Violeta (2019) con el que han logrado mayor notoriedad gracias a un sonido que transita equilibradamente entre el post punk y el indie pop, y en donde además se denota su gusto por la melancolía, los sintetizadores y, como ellos lo han mencionado en algún momento, "el amor moderno".

Entre sus mayores referentes, Ale menciona a Nick Drake, Jeff Buckley, Gilberto Gil y José González, nombres que resuenan con fuerza en su EP. Bajo la producción de Gustavo Schirmer, quien también trabajó con Terno Rei, Fantasmas es una hermosa colección atemporal de cuatro canciones rodeadas de una atrayente e introspectiva oscuridad.

Esta producción le ha permitido a Ale experimentar con nuevas formas de crear y, como él lo comenta, enfocarse "más en el significado y menos en la estética”, volcándose en lo que más disfruta hacer que es componer y dejando que este proyecto sea lo más orgánico posible tanto en su alcance como en su producción. Cada canción representa diferentes momentos en su vida, situaciones cuya presencia se convierte en un refugio espectral de soledad y nostalgia.

Actualmente, Ale se encuentra trabajando en su primer trabajo discográfico de larga duración en la ciudad de Sao Paulo donde vive hace más de 20 años, empapándose de las aguas fértiles de ese torrente que lo acompañó siempre, escribiendo todas las canciones que le llegan con la misma fuerza que un río que en un futuro no muy lejano, será difícil de detener.

Escuchá Fantasmas en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).