Foto: Leandro Frutos

Dharma y Flora es un quinteto de rock psicodélico con base en la ciudad de Buenos Aires. Fundada por Luciano Scattini en 2016 después de la disolución de sus bandas, la agrupación atravesó distintos nombres e integrantes para llegar al álbum debut, Frágil, que publicaron recientemente.

En una primera etapa, Scattini (voz y guitarra) se acompañó por Pedro «Pipo» D’Agostino (bajo), Julián Irigoyen (batería), Tomás Iglesias (teclados) y Martin Kaucher (guitarra). Así se daban a conocer como Dharma y exploraban un híbrido entre Pink Floyd y Soda Stereo. Docta Ignorancia es el recopilatorio de canciones de esta época que puede encontrarse en Spotify.

A fines de 2016, Kaucher y D’Agostino abandonan el grupo y son reemplazados por Francisco Podestá (guitarra) y Manuel Fandiño (bajo). Sobre este cambio, Scattini cuenta en un comunicado: «Cuando se fueron Pipo y Tincho, pensé que la banda no iba a poder seguir, pero la verdad es que Fran y Manu le brindaron otro tipo de sonido y vibras que empujaron a crecer aun más.»

La nueva formación le dio paso a un nuevo nombre, Dharma y Flora, y una nueva búsqueda musical: «Pasamos a hacer algo más pop, corto, conciso y que atraiga mas al oyente», declara su fundador. En cuanto a influencias, la banda destaca a Mac DeMarco, Unknown Mortal Orchesta, MGMT y Tame Impala; y de lo nacional Bandalos Chinos, El Zar e In Corp Sanctis.

En julio de este año vio la luz Frágil, su álbum debut. Fue anticipado por el corte «Todo pleno«, canción que tiene su propio videoclip dirigido por Miguel Vázquez. Miralo a continuación, seguido del disco completo para escuchar en plataformas.