Foto: Cortesía prensa

Algunos estudiosos de la literatura han definido a la brasileña Clarice Lispector como exponente de una honda angustia metafísica. A través de sus libros, ella buceó en insondables dramas humanos, desde los más cotidianos a los más atípicos.

Con una finalidad bastante parecida, aunque desde el ámbito musical, la banda Frankenchrist se dedica a crear piezas emotivas y poderosas. Conformado en 2017 por Gabriel Andreolli (voz y guitarra), Rafael Panegalli (batería) y Gustavo Nunes Baez (bajo); este proyecto coquetea con corrientes sonoras como el post-rock y el shoegaze.

Dicha banda actualmente establecida en San Pablo debutó en 2017 con el EP de tres canciones Wounded Healers. Desde entonces era palpable la tendencia a la construcción de canciones de impronta oscura. No obstante, sus temas ofrecen diversos pasajes y le huyen a la monotonía. Por lo general, pasan de la calma inicial a clímax de agitación con el transcurrir de los compases.

Aquella tendencia ha sido perfeccionada en su más reciente lanzamiento, titulado No Love y grabado por Júlio Miotto en Florianápolis. En sus cuatro tracks nos envuelven con guitarras llenas de reverberación y voces que parecen exorcizar un sinnúmero de sentimientos.

Te invitamos a disfrutar de su sonido a continuación.