Descubrir
|
07/03/2022

Juana Aguirre fusiona folk acústico y texturas electrónicas en su disco debut: Claroscuro

La ex integrante de Churupaca presenta su primer álbum como solista con participaciones de Santiago Motorizado y Perotá Chingó.

Durante un largo tiempo, Juana Aguirre formó parte de Churupaca, esa banda con una fusión tan particular de canciones rioplatenses, ritmos latinoamericanos, flamenco y klezmer. Pero las cosas tienen movimiento y los deseos cambian, por eso luego de diez años el grupo decidió tomarse un tiempo y poner en pausa su larga trayectoria de shows bailables. “Nos dimos cuenta que necesitábamos un receso -cuenta Juana en conversación con Indie Hoy-. Y yo venía experimentando en producir e instrumentar algunas canciones que estaba escribiendo, así que seguí por ese camino y nació este proyecto”.

Este proyecto es Claroscuro, su primer disco como solista, un álbum de once temas compuestos por ella misma que tiene la participación de Santiago Motorizado y de Lola Membrillo, integrante del dúo Perotá Chingó, quien es, además, su hermana. Habiendo crecido en una familia musical, de su infancia Juana recuerda cuando su abuelo les regaló a ella y a sus hermanes su primera guitarra. “En ese tiempo Dolores empezó a hacer canciones y me las mostraba, eso me inspiró a hacer las mías -rememora la artista-. Al principio yo escribía sobre historias inventadas, o cosas que les pasaba a mis amigues. Tengo cientos de canciones de esa época grabadas en cassettes, y letras en cuadernos y papeles viejos”.

Desde ese momento, la guitarra y el grabador la acompañaron en todos sus viajes. A los 19 años se fue a vivir a Bolivia, donde por primera vez tocó en vivo sus propias canciones, que de a poco también comenzó a grabar. Haciendo base en diferentes ciudades de Latinoamérica, Juana fue consolidándose en la música pero cuando visitó su Buenos Aires natal, pasados un par de años, decidió volver para estudiar diseño gráfico. Su logro estuvo en poder combinar esas dos pasiones, tomándose todos los lunes el colectivo desde Ciudad Universitaria para ir a tocar a Afiches, un bar de tango y flamenco en San Fernando en el que se volvió habitué. En ese momento también empezó a ensayar en el proyecto que luego se llamaría Churupaca, con quienes terminó grabando dos discos y un par más de EPs.

Fue cuando decidieron parar (por lo menos por un tiempo), que surgió la idea del disco. “En ese momento me pasó que necesitaba congregar todo este montón de experiencias íntimas que hace tiempo se traducían en forma de canciones -cuenta Juana-. Fue un alivio que haya devenido en álbum. Me hace sentir que ahora estoy en un nuevo capítulo creativo y eso me ordena y me energiza”. En Claroscuro retumba la voz de Juana, que salió al mundo con un disco armónico y por momentos experimental. Incluso por momentos se la puede imaginar tocando en un bosque, alumbrada solo por un haz de luz natural. Y así, en ese sentirse clara y oscura al mismo tiempo, encontró la manera más sincera de decir las cosas. Y lo bien que lo hizo.

Juana Aguirre se presenta en el festival Quilmes Rock en Tecnópolis (Av. Juan Bautista de la Salle 4500, CABA), entradas disponibles a través de AreaTicket. Escuchá Claroscuro en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).