Descubrir
|
22/03/2022

Marianela: Canciones de guitarras y sentimientos al hueso

Después de haber trabajado con artistas como Charly García y Francisco Bochatón, la artista argentina publicó su tercer disco solista a través del sello Los Años Luz Discos.

El rock argentino ha tenido muchas mujeres auténticas que ofrecen sus repertorios cargados de rebeldía y sensibilidad. Marianela Pelzmajer ha estado presente en la escena independiente nacional durante más de dos décadas, al integrar las bandas Patricias Argentinas y ENO (Experimental Noise Operation) y ser la guitarrista de Francisco Bochatón en sus discos Píntame los labios (2000) y Mundo de acción (2001). También tuvo su momento punk rock, cuando en 2002 formó la banda Porno junto a Anita Maldonado, Christian Fabrizio y Sebastián Polo.

Pero no sería hasta 2005 que Pelzmajer emprendería su carrera en solitario con Cajita feliz, su disco debut en el que compuso un tema junto a Charly García y grabó junto a figuras como Fernando Samalea, Fernando Nalé, María Ezquiaga y el mismo Bochatón. En 2011, la nacida en Buenos Aires volvió al ruedo con Delay, un álbum con 12 canciones de su autoría con las que ratificó su estilo marcado de letras emocionales y reflexivas y guitarras contagiosas.

Durante el año pasado, Marianela estrenó Secuencias, su más reciente material de estudio. El disco fue producido y editado por ella misma y vio la luz a través del sello Los Años Luz Discos. Al respecto del leitmotiv de esta obra, la artista comentó que sus canciones “pertenecen a una etapa que tuvo muchas idas y vueltas, con disparadores como el amor —siempre el amor— y las preguntas existenciales; las salidas, las llegadas, las decisiones bien o mal tomadas. Los momentos en los que se escriben esas canciones son tan íntimos que no pueden ser muy bien descritos, pero sí están impresos en el proceso creativo que conforma el sonido y la producción general del disco, como un mix de sentimientos directos al hueso”.

El disco incluye Estrella fugaz“, canción inspirada por un objeto celeste que surcó el cielo argentino en febrero de 2012, pocos días después del fallecimiento de Luis Alberto Spinetta y cruzó el horizonte mientras Pedro Aznar tocaba “Ella también”. En palabras de Pelzmajer, aquello sucedió “sobre un escenario montado en Costanera Sur, al aire libre, se precipitó en el cielo una estrella fugaz y esa imagen, que da piel de gallina al verla, es la que inspiró esta canción”.

Escuchá Secuencias a continuación o en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Apple Music):