Foto: Martín González

¿Quién dijo que ternura y rebeldía no pueden ir de la mano? Para demostrar lo contrario, basta con escuchar algunas de las canciones de Penny Peligro, joven cantautora argentina que desde hace algún tiempo viene sonando en la escena under local. Con Selfies desde el patrullero, ella ofrece un universo invadido por melodías suaves y letras que retratan dilemas cotidianos con mucho candor.

Pero que los tonos pasteles de su arte de tapa no nos engañen, puesto que dentro de los nueve tracks contenidos en esa placa también encontramos gérmenes de transgresión al status quo. En ese sentido, su estilo nos recuerda la agudeza de Negra Valencia y la astucia de Frankie Cosmos.

Y es que cualquier situación, por más insignificante que parezca, puede ser objeto de inspiración para Penny. Desde una merienda hasta un paseo por una plaza llena de señoras. De hecho, esos hechos se convierten en una excusa para contar algo más sobre los intereses y opiniones de su generación. Varios ejemplos de lo anterior se pueden encontrar en temas como “Panqueques” y “Casa con Encanto”.

A nivel sonoro, sus creaciones de tinte primaveral se suscriben en los cánones del pop/folk intimista. Aunque, por instantes, también se acercan bastante a sub-corrientes del rock de los ’90 como el shoegaze. Te invitamos a surfear en sus tiernos estribillos a continuación.