Descubrir
11/10/2022

Perro Segovia crea canciones íntimas de introspección y compromiso ambiental

En su segundo disco, titulado Cangrejo, el cantautor bonaerense introduce elementos de lo-fi hip hop y auto-tune en su sonido de cantautor acústico.

Leandro “Perro” Segovia solía sentarse en el patio de su casa en Buenos Aires a golpear una lata con un palito. Tenía 4 años e intentaba seguir el ritmo que marcaba su abuelo, bandoneonista y cantante de tango, al ensayar su repertorio al sol. La escena se repitió varias veces, hasta que el abuelo le regaló un bombo de juguete y más tarde le enseñó algunas melodías en el bandoneón. Así se formó un dúo que por diez años hizo bailar a centros de jubilados y guió el camino musical del Perro Segovia, quien luego de la muerte de su abuelo buscó en la guitarra, el folclore y el pop su propia identidad.

Quiero ser libre, el debut discográfico de Perro Segovia publicado en 2020, fue producido por el artista correntino Yacaré Manso. Interesado en la estética de su música, Perro le mandó un mensaje y se juntaron a tomar unos mates y a cantar. Meses después tenían listo un disco de 12 canciones con aires folclóricos e imágenes de paisajes del norte que se combinaban con letras que hablaban del amor, la distancia y la naturaleza. Este trabajo le abrió un mundo nuevo a Perro y le permitió además viajar por Argentina justo antes de que se desatara la pandemia.

Ese 2020, encerrado en su casa en el barrio de San Martín, Segovia miró hacia adentro y compuso lo que sería su segundo disco, Cangrejo. “Las composiciones de Cangrejo ocurren en su mayoría durante el encierro -comenta el artista en conversación con Indie Hoy-, y son canciones que considero muy autobiográficas, introspectivas; canciones que hablan mucho de mis estados, mis emociones, mis necesidades. Más que canciones hechas para compartirlas, fueron hechas con cosas que yo quería decirme a mí mismo”.

Publicado en septiembre de este año, el título Cangrejo viene de allí, de meterse en el caparazón, resguardarse y ver qué pasa, qué necesidades hay. Así, las ocho canciones que integran el álbum transitan climas suaves e íntimos en los que los recuerdos se invocan con nostalgia y son acompañados por una guitarra criolla que convive con bases de hip hop y un sonido lo-fi que estuvo a cargo del productor Aaron Oliver. Esta nueva búsqueda sonora fue influenciada por artistas como Wos, Nafta y Facu Tobogán, proyectos que Perro Segovia admite haber escuchado a diario durante el 2020 y a los que responsabiliza -con alegría y admiración- por las refrescantes melodías soul y pop rockeras que empapan el disco. “Es un disco de canción de autor con un sonido lo-fi y urbano -asegura Segovia-. A diferencia del primer disco, que vuela en el aire, este se sumerge en el mar”.

Además del carácter introspectivo que marca toda la producción, el músico también le dio espacio a ciertas reflexiones sobre la casa que habitamos todos. “Gotita de agua”, el cuarto track -que cuenta con un videoclip realizado con imágenes aportadas por la organización Basta de Falsas Soluciones-, refleja su preocupación por lo que está pasando hoy a nivel ecológico, planteando interrogantes sobre el futuro que viviremos como humanidad si seguimos permitiendo el ecocidio: “¿Qué vamos a hacer cuando no quede ni una gotita de agua, ni una gotita de nada?”, pregunta la canción.

“Son canciones muy personales -explica Segovia sobre las composiciones de Cangrejo-. 'Awita de coco' habla mucho de romper con estigmas, de poder validarme como una persona individual y poder disfrutar de esa individualidad y así poder después compartirme. También está 'Cangrejo', que fue la última que compuse, una canción que habla muchísimo de mi infancia y de mis vínculos. El disco le da nombre a la canción, no al revés”. Para sumarle intimidad al disco y hacerlo, de alguna manera, una foto de su presente y su historia, Perro Segovia invitó a Brenda Larronda, su pareja, a cantar en “Cartas”, canción que rememora aquellos inocentes rituales de amor en la escuela primaria. “Hace mucho tenía ganas de grabar algo con ella, porque me ha inspirado mucho a componer. Quise inmortalizar una canción con nuestras voces”, afirma.

Perro Segovia se presenta el viernes 28 de octubre a las 20 h en Club Lucille (Gorriti 5520, CABA) junto a Mel Roldán, entradas disponibles a través de Passline. Escuchá Cangrejo en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).