El anuncio de una premonición relacionada con la luna llena nos recibe en el coro de “Portal”, pista que da nombre al primer álbum de Rosedal. Mientras que la instrumentación despliega un pop rock que coquetea con arreglos provenientes del shoegaze y el dream pop, los rosarinos empiezan a tejer un estilo particular y narran historias emotivas en sus estrofas.

En tracks como “Sin Respuesta” la letra da cuenta de situaciones en las que faltan las palabras, aunque no las emociones encontradas y un dejo de impotencia queda flotando en el ambiente: “Y las cosas que nunca dijimos/ son las que no voy a olvidar/ la cama me traga a mí/ no encuentro respuestas”.

De igual forma, cabe destacar el ensoñador videoclip que compartieron para acompañar su canción “Trece”.

A nivel sonoro, es fácil encontrar puntos en común en su propuesta con la de Mi Nave, otra gran propuesta de esa misma ciudad rivereña. Lo cierto es que Rosedal lleva casi dos años de trayectoria en los que ha compartido escenario con agrupaciones nacionales tan importantes como Él Mató A Un Policía Motorizado y Las Ligas Menores.

Su comentado disco debut, Portal, salió a través del sello Remedio Casero y cuenta inclusive con una edición en formato cassette. Sabemos además que el arte de tapa del mismo estuvo a cargo de Adriano Di Mauro y que el sello filipino Genjitsu Stargazing Society también lanzó ese mismo material en dicho país asiático.

Para quienes quieran ver en vivo a esta banda, informamos que el próximo sábado 27 de octubre se presentarán junto a Boedo, Jardín Botanico y Adios en La Gran Jaime (Araóz 832, CABA).