Foto: Leandro Frutos / Facebook de 1915

A medida que avanza el correr de la vida, los años no vienen solos; su principal acompañante es el rechazo a lo diferente, al cambio. Pero el problema no es el cambio en sí, sino quedarse estancado en los mismos esquemas y modelos, musicales o de cualquier tipo. El avance es la capacidad de producir conocimiento y el cambio de paradigma es fundamental para el desarrollo del ser humano. Así lo sienten los muchachos de 1915 y por eso su flamante y último disco Bandera, estrenado el viernes pasado, demuestra que para crecer hay que mutar.

Para aquellos que escucharon su primer álbum Dual encontrarán cómo la banda dejó de lado el rock más clásico que los caracterizaba y comenzó a desarrollar un género por demás movido, llegando a estar lo más cercano al pop posible. Las guitarras se apartan del lugar principal y los sintetizadores empiezan a cobrar una mayor relevancia. Con la formación estable de Cruz Hunkeler (guitarra y voz), Federico Penzotti (teclados y synths), Jeremías Alegre (batería) y Alejo Freixas (bajo), comienzan a desarrollar un ritmo repleto de riffs de guitarra con aires de funk bailable, propio y distinto al acostumbrado. Todos ellos contienen una energía que está en constante ardor pasional.

Con la impactante apertura del álbum con “Policía”, corte musical sacado hace un par de semanas, la intensidad de los temas nunca desciende de un punto mínimo altísimo. “El enemigo” y “Prisma” -el otro anticipo que sacó la banda anterior al álbum- demuestran la postura invariable que se metieron los chicos de 1915 en la cabeza a la hora de componer los temas: hacer mover el cuerpo al público en todo momento.

Luego, llega el turno de “Olas” para poder saciar tanta efervescencia. Con la participación de Morbo y Mambo, el ritmo baja un cambio y mantiene las revoluciones preparadas para el final. Los vientos propuestos por los invitados cambian la sensación y producen un sentimiento de calma necesario. Por último, “Dame una bandera” e “Invencible” llegan para para el final en donde vuelve a surgir ese género hipnótico destacado de bases bailables y movidas. La banda cierra su trabajo con una versión más veloz y sintética de su propio tema sacado a mediados del año pasado “Ya no sé que hacer”.

El mundo en el que vivimos está en constantes cambios y crisis. Los artistas van descubriendo de a poco este lugar en el que vivimos. Los diferentes momentos y estados con los que se encuentran van a ser piezas fundamentales en el entramado de entender cómo el arte cambia a lo largo del tiempo.

1915 – Bandera

2018 – Independiente

01. Policía
02. El enemigo
03. Canción de bolsillo
04. Prisma
05. Olas (feat. Morbo y Mambo)
06. Dame una bandera
07. Invencible
08. Ya no sé qué hacer 2.0

*

1915 se presentará el 12 de octubre en Centro Cultural San Isidro (Av. del Libertador 16.138) junto a La Magnísima Gronda, entradas disponibles a través de Ticketek. Más información.

Comunidad Indie Hoy