Categorías: Entrevistas
| Publicado
12/06/2020

El Dependiente: “Fue muy refrescante haberme alejado por un tiempo de la música”

Hablamos con Marcelo Zeoli sobre el regreso de su proyecto solista.

Foto: Santiago Contreras

Ocho años después de su álbum debut, El Dependiente -proyecto solista de Marcelo Zeoli, ex cantante de Los Látigos- volvió a grabar un nuevo disco de estudio titulado Desposeído, que cuenta con invitados como Daniel Melero y Leo García, y la producción de Yuliano Acri. Hablamos con Zeoli sobre su reciente obra que juega con géneros como el folclore y el ambient.

¿Cómo fue la construcción creativa y sonora de Desposeído?
Fue un proceso que empezó hace un par de años, aunque la canción que cierra el disco es anterior. Esto me da pie a que te cuente que el tracklist es contra cronológico, es decir, la primera canción fue la última que compuse y la última composición es el primer tema del disco. La construcción de este material comienza con la consigna de no repetirme, después, de alguna manera, el rumbo fue apareciendo solo. Le propuse a Yul trabajar sin ritmos, o al menos no comenzar montando todo sobre la batería, aunque en algún caso lo hemos hecho, para después mutearla en la mezcla o reemplazarla por percusiones no tradicionales, un ejemplo sería el sonido de un carruaje en el tema que abre. También me resultó apasionante intentar composiciones de índole folclóricas o neo clásicas (no creas que digo esto sin ruborizarme) y abordarlas desde el desconocimiento y la inocencia que no son otra cosa más que libertad.

Yuliano Acri formó parte en Los Látigos, y hoy produce tu último disco. ¿Sentiste que entendía bien tu trabajo como para participar en la producción?
No podría haber hecho este disco sin Yul, por supuesto que siento que me entiende, pero fundamentalmente siento que lo entiendo a él, y encuentro estimulante el hecho de que por momentos no me entienda. Y tengo una enorme confianza al momento de bajarle lo que imagino, sobre todo me siento bendecido con sus aportes, como el de todos los artistas que participaron en esto: Daniel Melero, Leo García, Carola Bony, Bruno Albano de Banda de Turistas, Julian Horita, Nathy Cabrera, Lucas Batista, Doxxed, Guille Rodriguez de Avto, y seguro me olvido de alguien. Claro que se atraviesan momentos de desacuerdos en los que defendemos nuestros puntos con tenacidad. Yul también fue el productor de Primeros auxilios, el último disco de Los Látigos, y de Mensaje nuevo, el primero del Depe. El tema que cierra el disco, "El total", es el único en el que Yul no participa, está producido por Leo García que también toca la guitarra y canta unos coros hermosos, fue un proceso totalmente distinto ya que grabamos todo en un solo día y lo mezclamos también en una jornada.

Pasaron ocho años desde tu disco debut hasta el reciente. ¿Alguna razón especial por la distancia de tiempo?
Creo que fue muy refrescante haberme alejado por un tiempo de la música, ¡hay un mundo ahí fuera! Después de la salida de Mensaje nuevo y de tocarlo un tiempo, entré en un parate, simplemente hice otras cosas, un buen tiempo no hice nada, tuve suerte de viajar, si bien el parate del que hablo no fue intencional o premeditado, fue más bien casual, fue renovador.

¿De qué necesitaste despojarte?
De lo innecesario, de la idea de los sueños, no creo que haya que perseguir un sueño en la vida, considero esa idea un gran engaño que lleva a la frustración, aunque logres las cosas que supuestamente soñás. Creo que es mejor elaborar un plan si deseás algo profundamente.

¿Y a nivel de la sociedad?
De la competencia por la razón, hay tanto que aprender.

Leonard Cohen dijo una vez: “Hay una grieta en todo, así es como entra la luz”, ¿coincidís? Parece muchas veces que las personas quieren destruir el otro lado de la grieta.
Coincido con Leonard, como era de esperar, ¿no? Lo que voy a decir es que me sorprende mucho la facilidad con la que se cree. Muchas personas últimamente no solo quieren destruir el otro lado de la grieta, intentan destruirlo todo.

El arte de tapa del disco te muestra contemplativo mirando por la ventana hacia el afuera. ¿Cuáles son las cosas que contemplás y se llevan la mayor parte del tiempo en tu cabeza, además de la música?
Me descubro pensando, a raíz de esta pregunta, si alguna vez ejercité la contemplación [Risas]. La verdad, y con esto tiro por la borda la idea de la tapa contemplativa, es que soy una persona bastante inquieta.

La foto de la tatpa fue tomada el año pasado en Ámsterdam, pero me hace preguntarte ¿cómo llevas éste tiempo de cuarentena obligatoria?
Dentro de todo, bien, elijo qué comer todos los días, tengo un amor a mi lado, además del de mis hijos que están espléndidos, mis amistades y mi familia también, estamos sanos, por supuesto que extraño reunirme, compartir música y experiencias con amistades y colegas, abrazar. Si bien, conociendo un poco de historia te das cuenta que se han atravesado momentos con dificultades más grandes, compadezco a la gente que está padeciendo pérdidas y necesidades, espero que esto pase pronto.

En 2012 cuando sacaste tu primer disco solista, en una entrevista en Crónica (México) dijiste trabajaste más en las líricas, que fueron más pensadas. ¿Cuán importante es para vos hoy el mensaje en una canción?
En este disco soy más sincero y puse la poesía por encima del mensaje, la poesía de las palabras y de la música, usar palabras simples para describir situaciones complejas o ambiguas. Aunque finalmente haya derivado en mi disco más conceptual, es sumamente sincero en cada una de las expresiones que lo componen.

¿Qué elementos inspiraron la lírica de tu último disco?
El primer tema, “Aún hay tiempo”, habla del aburrimiento, es alguien al que se le pasan los días, y pese a sufrir la rutina impiadosa, entiende que aún hay tiempo para que las cosas, en una de esas, cambien.  En “El principio” hablo del fulgor que se siente cuando comienzan las cosas, ponele, una relación o una amistad, o bien de volver a vivir una misma sensación en otra situación u otra época. El estribillo de “Desposeído” dice que elegir vivir desposeído es elegir viajar sin dirección y llegar hasta hoy, ayer y siempre, que vuelve a ser hoy, hace referencia a valorar el presente como un todo. “El ciclo celestial” es una canción que habla de la muerte. “Atento”, es una poesía que hasta podría funcionar sin música, que habla del momento exacto que te topás con algo que, por algún motivo, digamos intuición, sabes que será relevante. Por ahí, líricamente, el tema que más podría representar el sentimiento del álbum en general es "Secretos con tu nombre", que dice "No quiero ser como fui antes ni pensar como pensé antes", que habla en definitiva de lo que te decía antes, de estar dispuesto a aprender, más que a enseñar.

Hay un aire espiritual en las composiciones del disco. ¿Te interesan esas cuestiones? ¿Cuáles son tus creencias?
Qué curioso lo que me decís pero muy válido. Me interesa la figura de Jesús. Hay una biografía de Paul Verhoeven, Jesús de Nazaret, que es el tipo que escribió y dirigió Robocop y Black Hook, entre otras películas, que no es condescendiente con las “verdades” convenientes que durante siglos la iglesia defendió, se nota que investigó de una manera apasionada y es muy interesante. También me gusta cómo aborda a Jesús Martin Scorsese en su película La última tentación de Cristo. Maneja la idea de que no importa lo que realmente fue, importa lo que inspira y lo que es para cada uno, pasa algo parecido con las diferentes interpretaciones que pueden hacerse de la poesía de una canción. Y respondiendo a en qué creo, creo en la libertad.

¿Qué extrañas de la época de Los Látigos?
Me preguntás esto en un momento que extraño absolutamente todo. Supongo que los shows en vivo es lo que más echo de menos, manejábamos un volumen y una energía muy alta. Los procesos creativos de esa época también me resultan entrañables.

Volvamos al hoy. ¿Pensás en presentar el disco en algún concierto formato streaming?
Veníamos trabajando con Alejandro Soler, que es el director de los videos de “Atento” y “El ciclo celestial”, dos de los tres sencillos de adelanto de Desposeído, en un show para presentar este material, que tal vez, ¿por qué no?, pueda derivar en una obra formato streaming si este asunto del aislamiento se extiende demasiado. Lo que te puedo adelantar es que es un espectáculo donde conviven varias disciplinas artísticas, bastante ambicioso, por cierto, pero para bajar hay tiempo [Risas]. Este proyecto fue un gran estímulo para terminar el disco.

¿Tenés alguna recomendación para escuchar o ver?
Voy a nombrar algunas cosas que me gustan, no le recomendaría a todos mis amigos lo mismo, menos me atrevería a hacerlo con sus lectores [Risas]. Me gusta gran parte, al menos la que conozco del catálogo de El Libertador, el sello que me edita. Avto, que también participa en el disco, Yuliano, Suez por nombrarte algunos. Me gusta mucho lo que está haciendo mi hijo Lucio, lo pueden buscar en las plataformas, se llama Doxxed que también participa de Desposeído con su voz en "Secretos con tu nombre". De la tele, me gustaron mucho las series High Maintenance y Barry. También The New Pope de Paolo Sorrentino. Y Wayne, ¡vean Wayne!

Escuchá Desposeído de El Dependiente en todas las plataformas de streaming.



¿Te gusta Indie Hoy?

En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda. En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy.

Sumate a la Comunidad