A diez años del lanzamiento de Esquemas Juveniles, la artista chilena Javiera Mena se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera y no detiene por ningún motivo el vuelo que la eleva cada día más en la industria musical latinoamericana. Luego de un mediático y megaproducido show en el Festival de Viña del Mar el 27 de febrero recién pasado y de su exitosa participación en Lollapalooza Chile, Mena viajó a Buenos Aires para continuar en Argentina con su gira Otra Era Tour, gira que además de la capital, recorrerá las ciudades de Córdoba y Rosario y seguirá con paradas en Estados Unidos y México.

A pesar de haberse presentado en múltiples lugares del mundo y para diferentes públicos, la autora de Esquemas Juveniles (2006), Mena (2010) y Otra Era (2014) menciona su paso por el Festival de Viña como un antes y un después tanto en su carrera profesional como en su vida personal, pues le permitió mostrar su trabajo a través de la televisión -medio de comunicación en el que no había incursionado anteriormente- y así llegar a los más disímiles hogares de la comunidad de habla hispana: “Todo se amplió mucho: desde ése día yo me siento una persona mucho más mediática. Ahora hago algo y llega prensa de farándula. Es raro, pero creo que viene con crecer en este ambiente y convertirme en un músico más popular. Se amplió mi público y también ahora hay una cantidad mucho mayor de haters, lo cual es raro pero ya me estoy familiarizando con todo eso. Me llegan comentarios mala onda, muchos comentarios machistas, pero así también llegan comentarios buenos y todo eso es parte de haber llegado a un ambiente televisivo. Es algo que le pasa a todos los músicos que amplían su círculo un poco más” comenta la compositora para IndieHoy el día de su llegada a la ciudad, y añade “Lo que me dijo un montón la gente después del Festival de Viña es que valoraron mucho que nosotros usaramos el escenario en su totalidad, cosa que nadie más hizo. Mucha gente me ha escrito después diciendo que le encantó el show. Gente de todas las edades, hasta de 70 años. Es muy bonito.”

Con las dificultades que traía presentarse frente a un público mayormente fan del reggeaton -recordemos que la misma noche en la que se presentó Javiera, se presentaban los reggeatoneros Wisin y Don Omar- el show de la chica de 32 años que incluyó llamativas visuales y coreografías realizadas por la catalana Tuixén Benet tuvo una buena recepción, llevándose los dos premios que se entregan en el evento por pedido del público y siendo descrita posteriormente por medios chilenos como “ícono de la música pop chilena” y “revolucionaria y transgresora del sonido”: “Yo creo que para el Festival de Viña yo soy una especie de bicho raro porque hago una música que responde a mis intereses, a mis ideales, a lo que está dentro de mí. Además soy una artista independiente, entonces tengo mucha libertad. Yo creo que por eso me califican de esa forma. También creo tiene que ver con el arte que manejo: mis carátulas, mis videos… Haber salido de torso desnudo en la carátula de Otra Era es un poco ‘¡wow!’ para Chile. Eso, por ejemplo, lo he hecho con las ganas de que Chile se abra más y se haga más libre. Esas cosas creo que para alguna gente puede ser estrafalario.”

Con una clara evolución en lo bailable de su música, las composiciones de Javiera Mena han tenido desde Esquemas Juveniles un germen electropop innegable que en cada single posterior ha sido potenciado para así llegar a lo que muestra Otra Era, disco que combina la misma calidad en términos de lírica que la primer placa de la artista pero que a la vez induce mucho más fuertemente a lanzarse a la pista de baile y entregarse a ésta a ojos cerrados: “Desde siempre quise hacer música para bailar, pero creo que en Otra Era no más me resultó bien (risas). Es que no es fácil hacer música para bailar. En Esquemas Juveniles hay algo de eso, pero chiquitito, sin desarrollarse todavía. Pasa que me crié con grupos como Ace of Base, entonces lo dance ha estado súper presente siempre. Iba cuando era chica a raves, me gustaba mucha la música trance, y esas son cosas que se notan en mi música. También mucha gente me dice que Otra Era lo escucha para salir a correr, y es loco porque yo cuando estaba produciendo Otra Era salía mucho a correr. Escuchaba las mezclas corriendo, así que funciona también para ése lado”

Otra Era (Unión del Sur, 2014) es el único disco de la chilena que no fue mezclado en su país natal y que la artista y su productor Cristián Heyne decidieron entregarle a Javier Garza -productor de discos de Gloria Estefan, Carlos Vives, Thalía, Alejandro Sanz, entre muchos otros-, quien fue el encargado de brindarle al tercer larga duración de Mena una impronta más global y hitera y de enseñarle a la cantante un poco más sobre música mainstream latinoamericana: “Fue divertido el ejercicio de encargarle la mezcla a otra persona, y más a Javier Garza que se dedica a la música mainstream, vive en Miami y que mezcló las primeras cosas de Chayanne. Él escuchaba mi disco y decía ‘esto es muy alternativo, me encanta’. Fue súper abierto y nos ayudó mucho. Nos pudimos comunicar muy bien y quedamos felices con el resultado”.

Si bien no hay un disco nuevo en vistas para este año, Javiera Mena no contempla en su agenda una pausa, sino más bien tiene planes de seguir puliendo sus shows y lanzar canciones nuevas para que su público tenga nuevos tracks con los que agasajarse: “Disco para este año definitivamente no. Lo que sí voy a sacar son temas sueltos. Voy a sacar por lo menos dos singles. Tengo en mi computadora embriones de temas para el próximo disco, pero me estoy centrando en los singles y en los shows en vivo, porque hoy en día los shows son tan importantes como los discos. Después de Argentina me voy a Estados Unidos, México y Colombia, entonces estoy muy focalizada en los shows en vivo porque como hago música electrónica me ha costado mucho encontrarle la onda orgánica a los shows. También tiene que ver con que acá en Latinoamérica no hay tantos lugares o grandes estructuras para hacer conciertos con luces, entonces haber encontrado la danza como apoyo ha sido súper bueno, porque podemos ir a todos lados y es súper potente. Estoy centrada básicamente en eso, en impulsar los shows en vivo.”

Del público argentino la trasandina no espera más que buena recepción, como ha tenido desde los comienzos de su carrera cuando vino a Buenos Aires apoyada por quienes serían sus mayores guías en el país: Entre Ríos: “Tengo un muy buen vínculo con el público argentino. Estuve hace poco en Mendoza y fue súper lindo. Tengo muchos bonitos recuerdos de mi primera etapa que venía mucho para acá y tocaba en lugares chiquititos. La banda Entre Ríos editó mi primer disco aquí en Argentina antes que en Chile, y fue bacán para mí porque yo era súper fan de ellos. Estoy súper agradecida de la gente de acá”.

Javiera Mena ya tuvo su primera presentación en Capital el sábado recién pasado en la Usina del Arte, show que convirtió a la sala principal del lugar en una gran discotheque repleta de coloridos vestuarios y excéntricos personajes que bailaron una hora y 20 minutos sin pausa. Las próximas oportunidades para gozar de Otra Era Tour serán el martes 29 de abril en Niceto Club junto a Ibiza Pareo y Entre Ríos, y luego el 1º de abril en Rosario y el 2 en Córdoba.