Categorías: Entrevistas
| Publicado
14/04/2020

Nicolás Pauls: "Soy inquieto, tengo interés en muchas cosas en la vida"

Hablamos con el actor y músico argentino sobre sus proyectos.

Foto: Celeste Urreaga

Nicolás Pauls estaba destinado al arte: abuelos bailarines, padre escritor y productor de cine, madre pintora y actriz. El arte corre por las venas de la familia y Nicolás ha sabido transitar -en su ya reconocida y establecida carrera- por distintos caminos como el cine, la televisión, el teatro y la música de manera natural y fluida. Después de muchos años en la música como baterista de diversos grupos, Nicolás Pauls editó su primer disco solista titulado Comienzo, en 2015. Hablamos con él sobre el arte y todos sus prismas, su música, su familia y el futuro que quiere para su carrera.

Viniendo de una familia de artistas y teniendo una carrera exitosa en el teatro, cine y televisión, ¿cómo te iniciaste en la música?
En casa se escuchaba mucha música, Caetano Veloso, Chico Buarque, Miles Davis, Joan Manuel Serrat, Egberto Gismonti, John Coltrane, Litto Nebbia. Mi padre nos llevaba a ver conciertos, Piazzola, Silvio Rodriguez, Piero. Recuerdo estar viendo con 10, 11 años, a Rubén Rada en Shams, un sitio que quedaba en Federico Lacroze en Belgrano, y ver esa inmensidad en medio del escenario con sus congas, cantando, tocando y sentir “quiero eso.” Salí de allí y le dije a mi padre que quería estudiar percusión, hacía un tiempo que estudiaba flauta pero ver a Rada ahí me cambió todo. Varios años después mi viejo había traído a tocar al Coliseo al trompetista Jon Faddis. Yo ya estaba con ganas de comenzar a estudiar batería. Mi padre me presentó a Ignacio Berroa el baterista de Faddis en esa gira quien me regaló unos palillos que fue como la llave para al tiempo empezar a tomar clases con Horacio Droopy Gianello. Luego comencé a formar grupos. El primero fue El Extranjero junto a Lea Lopatín de Turf y Poncho. Después Las 4 Estaciones, con quienes en 1995 grabamos nuestro primer disco. Luego La Terminal, 4ºespacio y Horizonte también con Lopatín.

¿En qué encontrás tu inspiración? ¿Qué otrxs músicxs escuchás?
En todo hay algo que la despierte. En un aroma, en mis hijos, en una canción, en un libro, en una comida, en una pareja discutiendo en la calle, en un disgusto, en un sistema que instala ideas e información como “la verdad” y de la que no me siento parte. Hay tanta música que me acompaña… Están los camaradas de siempre, Nick Drake, Caetano Veloso, David Sylvian, Luis Alberto Spinetta, Fito, Chet Baker, Beatles y tantos otros que van apareciendo.

¿Tenés una colaboración de ensueño?
Producir los discos de Canciones de Cuna, proyecto que produzco para Casa de la Cultura de la Calle que me ha dado la posibilidad de entrar en contacto con músicos que admiro y sigo. Son discos con letras de niños en situación de vulnerabilidad de derechos que asisten a los talleres de la asociación que montó mi hermano Gastón hace más de 15 años, y músicas de músicos de todo el mundo. Sacamos dos discos y está por salir el tercero y en ellos han estado muchos de los músicos que más admiro: Spinetta, Fito, Mollo, Nebbia, Miguel Cantilo, Aristimuño, Aznar, Chango Spsiuk, Moreno Veloso, Mark Kozelek y muchos más, así que es un poco haber cumplido eso, hacer discos con gente que admiro.

¿Qué aspectos de tu música pensás que evolucionaron más desde que empezaste?
Creo que uno aprende a hacer las cosas a medida que las va realizando y nada se aprende en menos de una vida, por lo tanto en cada nuevo proyecto hay algo nuevo aprendido que aplico. Trabajar con distintos técnicos, músicos, en distintos estudios va formando. Cada lugar y persona tiene algo nuevo y especial. Recuerdo que cuando estábamos grabando el segundo disco con 4ºespacio en La diosa salvaje, el estudio de Spinetta, Luis aparecía y nos decía “pídanle cosas, exíjanle” a Mariano López que estaba operando la consola. Eso, por ejemplo fue un aprendizaje, pedir.

¿Cómo balanceás tu vida como músico con tu vida como actor?
De manera absolutamente natural. Soy inquieto, tengo interés en muchas cosas en la vida. Es tan corto el paso por aquí y son muchas las cosas que me interesan, por eso me mantengo activo haciendo.

A la hora de actuar no sos vos, te ponés en la piel de alguien más. ¿Cuánto de vos hay en tus canciones?
Si quieren conocer mi manera de ver el mundo escuchen las canciones, en las letras hablo de mí, es desnudarse, no son personajes, soy yo. En la actuación descanso de mí.

¿Qué mensaje querés que le quede a la gente que escucha tu música?
A través de mi música expreso mi mirada del mundo, de la civilización, del modo en que la información se instala como verdad a sabiendas del interés que hay detrás de ese acto, de volver a la naturaleza, de escucharte, escucharnos y saber que ahí está la verdad y fundamentalmente de que creo que es un buen momento para hacer todo de nuevo pero bien, con armonía, con amor.

Fuiste músico muchos años hasta que te lanzaste por una carrera solista, pero la transición fue muy natural. ¿Hubo un momento en particular que marcó tu decisión de hacer un disco solista?
Ya tenía varios discos grabados como baterista con Las 4 Estaciones, La Terminal, 4ºespacio, y Horizonte, con varias letras escritas para esos discos y algunas voces grabadas. Pero a partir de un momento cerca del año 2012 comencé a componer mis canciones y naturalmente comencé a grabarlas por el simple hecho de liberarlas y dejar espacio para que llegaran otras, como el que se muda y tiene solo un par de cajas para embalar todo, hay que liberar el espacio para poder ocuparlas con otras cosas. Pasaron muchas cosas en esa época, la muerte de mi padre, la paternidad, separación, comenzar a experimentar con plantas medicinales ancestrales y todo eso llevó a que naturalmente esas melodías salieran. Entonces comencé a mostrarle esas melodías a distintos músicos, Dhani Ferrón, Gonzalo Aloras, Tito Losavio, Ale Corvalán, Facundo Silione, y ellos fueron armonizando esas ideas.

Estuviste tocando todo el verano. ¿Qué te llevás de esa experiencia?
Durante el verano tocamos, sí, pero más tocamos el año pasado. En junio 2019 hice una gira de 15 conciertos por Europa junto a Tito Losavio. España, Francia, Italia, Portugal y Alemania, fue hermoso. Luego aquí con la banda completa tocamos mucho también.

¿Qué podemos esperar en el futuro cercano?
Estoy grabando dos discos, uno con canciones nuevas que se llamará Desnudez y otro llamado De otros 2, que es el sucesor de uno que edité en diciembre pasado con canciones de artistas que amo: Nick Drake, Caetano Veloso, Tim Buckley, Spinetta, Cerati, Fito. Atravesar esta cuarentena que se está llevando adelante en muchos lugares del mundo está impidiendo entre otras cosas juntarse a tocar, por ese motivo estamos grabando canciones a la distancia con los músicos con los que toco. Estas canciones quiero juntarlas y editar un disco, y cuando pase el temblor volver a hacerlo, pero todos juntos en un estudio, mirándonos. Quiero ver el cariz que toman las canciones grabándolas en vivo a diferencia de esta distancia obligada. En las próximas semanas iré sacando canciones por separado, primero una que hicimos con Javier Montalto, luego otra con Facundo Silione, luego otra con los músicos con los que suelo tocar. También estoy terminando el tercer disco de Canciones de Cuna con artistas de todo el mundo que tenía como fecha de salida abril pero que se pospondrá.

Escuchá la música de Nicolás Pauls en todas las plataformas de streaming.




En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda

En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy

Sumate a la Comunidad
.