Categorías: Entrevistas
| Publicado
28/11/2019

Patti Smith en el CCK: Una conferencia y recital por la conciencia ambiental

Foto: Melissa Restrepo Berrio

A comienzos del año pasado, Patti Smith brindó una conferencia magistral en el CCK sobre temas como la legalización del aborto, el rol de las mujeres en el arte y la importancia de la literatura latinoamericana. El pasado viernes 22 de noviembre, la artista nortemaericana volvió al mismo escenario para ofrecer una segunda charla. Pero en esta oportunidad no vino sola, y sobre todo, no enfocó la conversación en su carrera, sino en el devenir ambiental del planeta y las acciones que podemos implementar para preservar el equilibrio natural.

Después de su recital en el Luna Park en la noche del 21 de noviembre y de su encuentro con el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, Patti encontró el tiempo para dialogar con la prensa. Junto a ella estuvieron su hija Jesse Paris Smith y Rebecca Foon, ambas fundadoras de la fundación ecologista Pathway to Paris. Asimismo, formó parte del panel Eduardo Costantini (fundador del MALBA y de Kabinett, plataforma que hizo posible la jornada), Gustavo Mozzi (director del CCK) y el músico Tenzin Choegyal, invitado de Smith y compañía.

Inicialmente, Jesse explicó que la organización que ella preside junto a su colega Rebecca desde 2014 se dedica a llevar a adelante iniciativas verdes. Para ello, se asocia con comunidades de diferentes latitudes y, si es necesario, las ayuda a dialogar con el gobierno local. Ella señaló que era su primera visita a Argentina y le alegraba enormemente poder establecer un vínculo con este país.

Más adelante, Foon explicó que uno de sus proyectos más importantes es el de 1000 cities, que busca que para el año 2040, mil de las ciudades más importantes del mundo sean 100% libres del uso de combustibles fósiles. De esa manera, no solo se cumplirá el Acuerdo de París, sino que se limitará a 1,5 grados celsius el aumento de la temperatura global, evitando así grandes catástrofes: "Esta es una conversación más bien ética, que tiene que ver con el amor en definitiva. Disponemos de una ventana de tiempo muy pequeña para afrontar el futuro. Y lo que estamos viendo a la cara es la posibilidad de nuestra propia extinción."

Patti luego habló de su impresión sobre Alberto Fernández, comentó que él la recibió con una actitud abierta y se mostró interesado en asuntos medioambientales: "Fue una reunión muy humanista. Hablamos sobre temas que inquietan a los jóvenes y al movimiento de mujeres. Me pareció una persona inteligente, razonable, que sabe escuchar." Asimismo, aclaró que no existe punto de comparación entre Alberto y Donald Trump: "No se requiere mucho para ser mejor que Trump. No parece que ambos entren en la misma categoría. Por ejemplo, Trump nunca nos hubiese recibido." En todo caso, advirtió que nunca hay que bajar la guardia en cuanto a las medidas en contra del cambio climático, y siempre hay que fiscalizar las acciones de de los gobernantes y sus negocios con las corporaciones.

Finalmente, la autora de himnos rebeldes como "Gloria", habló sobre lo hermosa que le parece Buenos Aires pero lanzó una advertencia a sus habitantes: "Me parece una ciudad con una buena calidad de aire, con mucho espacio verde, con mucho arte. Es un lugar sofisticado, pero no hay que dormirse porque todo eso puede ser arrebatado de un minuto a otro a través de la sobreconstrucción, la contaminación y el crecimiento económico desaforado."

En cuanto al desafío de ser madre en un planeta con crisis ambientales, la artista de cabellos grises confesó que en su caso fue Jesse la que le enseñó a cuidar de la naturaleza: "Desde pequeña me pidió que no compre plásticos, que recicle. A sus 12 años ya salía a plantar árboles y luego también se volvió vegetariana. Incluso hoy todavía aprendo mucho de Jessy y Becky y de Pathway to Paris sobre todo lo que podemos hacer por el mundo."

El cierre del evento luego ocurrió con un breve concierto con la participación de Patti y su lectura de un poema mientras Jesse tocaba el piano y Rebecca el cello. Poco después se tomaron el escenario Tenzin Choegyal con su cantos tibetanos, Juana Molina con sus sonidos mántricos, Sebastán Salvo con su guitarra y los miembros de la banda de Patti, Lenny Kaye y Tony Shanahan. Patti le dijo adiós a la audiencia con dos canciones muy acordes: un cover de "After the Gold Rush", composición de Neil Young que habla sobre las consecuencias de la fiebre minera, y una sentida interpretación de "People Have The Power", un tema que aboga por la resistencia y unión de los pueblos.

Juana Molina - Foto: Melissa Restrepo Berrio
Patti Smith - Foto: Melissa Restrepo Berrio
Patti Smith - Foto: Melissa Restrepo Berrio

 

*

Foto principal: Melissa Restrepo Berrio.