Las batallas de freestyle en nuestro idioma se convirtieron en una disciplina con salida laboral única. Por eso, ganar una batalla no es lo mismo que hace algunos años: hoy los MCs mantienen a sus familias con el dinero que les genera batallar y tienen que mantenerse firmes y constantes porque, así como alta es su salida laboral, también lo es su volatilidad. Un poco debido al público tóxico y otro poco por el intermitente recambio, los MCs mainstream saben que no tienen margen de error en sus batallas y que siempre corren el riesgo de convertirse en desempleados.

A partir de esa premisa, se conocen muchísimos casos de nerviosismo prebatalla que, de alguna forma u otra, no permitieron que el competidor en cuestión de un rendimiento potable o el que él esperaba días antes del evento. Acá es donde aparece el nombre de Martín Toribio, un psicólogo de 25 años que reside en Valencia, España, y que siempre tuvo pasión por el deporte. Durante su vida practicó todo tipo de actividad e incluso fue jugador semiprofesional de fútbol en España y en el extranjero. A su vez, terminada la carrera se sacó dos masters: uno en Psicología del Deporte y la Actividad Física y otro de Coaching y Liderazgo. Hablamos con él para tomar dimensión de este enorme paso por la profesionalización del freestyle competitivo. Conozcan entonces, a Martín Toribio, el nuevo psicólogo deportivo de The Urban Roosters, la mayor competición online de freestyle.

¿De qué consta tu trabajo como psicólogo deportivo?
Mi labor consiste en tratar de ayudar al deportista o al artista a obtener su máximo rendimiento en aquella actividad que realice, siempre velando por su bienestar psicológico. Por ello, a la psicología del deporte también podemos considerarla psicología del rendimiento.

También trabajás de ello en un equipo de eSports, ¿de qué se trata?
Trabajo con Cream eSports, el mejor equipo de Latinoamérica y uno de los mejores de España actualmente. Con ellos trabajo sobretodo a nivel grupal, tratando distintas variables en función de las necesidades del equipo como la comunicación, la resolución de conflictos, la cohesión, etcétera.

¿Cómo fue tu primer contacto con las batallas de freestyle?
El primer contacto que tuve con la improvisación fue en un evento de la Universidad de Valencia donde Arkano realizó una exhibición. Pero el punto donde realmente me enganché y empecé a seguir toda la competición fue a partir de la final de Batalla de los Gallos entre Chuty y Force. Recuerdo que la estaba viendo un amigo mío y me la puse a ver con él. A partir de ese momento, la inteligencia y el ingenio me cautivaron y empecé a seguir el canal de Force. Veía todos los videos que subía y me enteré del contexto porque claro, yo no tenía ni idea. Me había gustado mucho pero no sabía nada de los referentes ni de qué consistían las batallas. Después acudí a la FMS, Achorap, Red Bull… y estoy bañado bastante de todo esto.

¿Y con Urban Roosters?
El año pasado estuve trabajando en una empresa que se conoce como Elevat eSports Academy, la cual se encarga de organizar cursos y talleres acerca de diversos eSports tanto presenciales como online. Estando en esta empresa, una de las líneas que yo trabajaba era el hecho de montar iniciativas con gente del mundo del rap, por ello durante un tiempo estuvieron viniendo a la Academia jugando y stremeando Hander y Errecé. Eso hizo que estableciera una buena relación con ellos y con Urban Roosters ya que organizamos un torneo de Fortnite junto a artistas de esa empresa. Con el tiempo, fiché con Cream, lo que hizo que dejara de trabajar con Elevat de forma tan activa, sin embargo, cuando Urban empezó a buscar un psicólogo del deporte, Hander y ellos me recomendaron y se pusieron en contacto conmigo. Hablamos sobre todos los aspectos y eso hizo que me encuentre aquí.

¿Cuál va a ser tu labor en Uban Roosters?
Mi función va a ser, básicamente, realizar psicología con toda aquella persona que se encuentre en Urban Roosters, concretamente con los artistas que componen la FMS España, pero también mi labor está abierta a trabajar con jueces, speaker y DJ. Al final entendemos esto como un todo, todos somos importantes. A nivel individual trabajo variables como la ansiedad precompetitiva, el mano del estrés, la resolución de conflictos, la tolerancia a la frustración y problemas más del día a día como los bloqueos profesionales en los que puedo ayudar. La psicología no se encarga solo de los problemas graves, sino también de los que surgen en lo cotidiano.

¿Por qué creés que decidieron ficharte?
Yo creo que decidieron incorporarme por distintos motivos. Primero y principal por el hecho de darles ese apoyo a los artistas para velar por su salud psicológica y porque todos sabemos que la mentalidad es una variable clave en cualquier aspecto de la vida. En segundo lugar, está claro que si se quiere profesionalizar el ámbito del freestyle rap, incorporar figuras profesionales es algo importante. Por tercer y último motivo, si consideramos que las batallas de freestyle son una actividad deportiva, el psicólogo que debería funcionar debería ser el deportivo.

Las batallas de freestyle se asoman cada vez más a un nuevo paradigma. ¿Qué te parece que falta para que sea considerado un deporte como los demás?
Según tengo entendido, y corrígeme si me equivoco, para que una actividad sea considera «deporte» debe cumplir dos requisitos: por un lado, que haya una federación u organización que regule todas las competiciones y, por otro, que el movimiento que se realice en ese deporte tenga un impacto directo en los resultados. En este segundo caso, el debate estaría en si el movimiento de las cuerdas vocales sería suficiente para constituir un deporte y, en el primero, al no haber un organismo que regule todas las competiciones no podríamos hablar de deporte. Sí, hay diferentes organizaciones, pero ninguna que vele por todos los artistas, por ende, a nivel legal no se puede considerar un deporte.

Existe ese organismo: la Federación de Freestyle Rap.
Independientemente de que haya una federación, si no hay unos criterios unificados y una forma objetiva de medir quién gana, difícilmente se va a asentar esta disciplina como deporte. En este caso, hay empresas como Urban Roosters que están tratando de objetivar al máximo las decisiones del jurado, por lo que es un paso bastante grande.

¿Cuál es tu visión de la escena actual española?
La verdad que la escena actual española yo la veo muy buena. Por suerte contamos con MCs muy buenos a nivel mundial y los que están empezando a llegar desde abajo tienen un estilo propio genial. Yo creo que tenemos gran calidad para muchísimos años. Quién es el mejor es muy difícil decidir porque es algo muy individual, aunque aquí en España es muy difícil desbancar en títulos a Chuty porque sigue estando en el top, en la cresta de la ola, pero es algo que depende mucho del momento. Aquel que tenga el día bueno puede ganar la competición como Bnet el año pasado. Algo bonito que tiene el deporte y el rap es el hecho de no casarte con una persona, si no simplemente saber apreciar el arte y ver qué tiene de especial cada persona.

¿Y la escena argentina?
Argentina tiene la FMS que más me gusta, sobretodo por cómo se vuelve loca la gente y demuestran su pasión. Es una lástima que se hayan ido Wos y Dani, este último era uno de mis favoritos por el flow que tiene, su rapeo sin insultos y sus movimientos en el escenario. Aún me pongo videos de él porque los disfruto mucho. Pero la verdad es que los que han venido, Sub y Nacho, han demostrado un gran nivel y yo creo que va a estar muy entretenido e igualado. Otra cosa que la gente no se da cuenta y es muy importante es el tema de los beats, hay que agradecer todo el trabajo que hay detrás para que el público se entusiasme y el show sea mejor. Lo mismo con los speakers y su profesionalismo.

Para cerrar, ¿qué opinión te merecen las canteras españolas y argentinas?
Me encantaría que volviera Hander porque sé que tiene un nivel de sobra para estar arriba. Si no, yo creo que hay muchas otras personas que tienen mucho nivel y chances suficientes como Tirpa, Sweet Pain, Santi, Robledo. Son gente muy potente que solo necesita seguir demostrándolo y sumar puntos. En Argentina me gustaría que ascendiera Zaina porque me parece un chaval con muchísimo futuro y proyección que, si hace las cosas bien, podemos tener un gran MC para muchísimo tiempo.