Vurkina se presenta este sábado 7 de diciembre en lo que será la tercera edición de su fiesta Avalancha de Techno en Humboldt en lo que va del año. El dúo platense conformado por las DJs Viktoria Jauregui y Valentina Spirito empezó a tomar espacios para poner a la masa en movimiento. Vurkina viene acumulando fechas donde demuestran su pisada fuerte y hacen eco del lugar ganado con una impronta poderosa de hacerle un lugar a la mujer en el mundo de la electrónica. Antes de su presentación hablamos con ellas sobre sus inicios y sus fiestas.

¿Cómo surgió la idea de hacer un dúo en la cabina?
Viktoria Jauregui: Fue una noche que yo iba a tocar en un evento y terminamos tocando juntas por primera vez. No tenía mucha idea de cómo usar la CDJ, estaba ella y le pedí ayuda, entonces empezamos a pinchar juntas esa noche. Yo me re divertí y creo que ella también.
Valentina Spirito: Ya me acuerdo… fue en un lugar que ahora no existe más. Ella estaba tocando y me sumé para tirarle una data. Pero igual yo también recién arrancaba, sabía un poco más pero recién estaba entrando en el ámbito de DJ, sobre todo en La Plata que había re pocas mujeres tocando. Esos fueron los primeros roces de lo que se convirtió en Vurkina.

¿Cuál era el espacio de la mujer en la electrónica cuando empezaron?
VS: Para mí, hace dos o tres años como mucho, era poca la movida de mujeres en la electrónica. Eran muy pocas y no se animaban a salir a tocar en público, era como algo muy tranca. Al principio hice un curso de DJ y la primera vez que toqué frente a gente fue cuando tenía 16 o 17 y empecé a introducirme.
VJ: Quien nos metió por primera vez fue Andrés Sabat, nos consiguió una fecha y nos hicimos conocidas gracias a él porque nos mostró a su público. Y eso siempre se lo vamos a agradecer, además es una eminencia de La Plata, es un DJ que viene pinchando hace como 20 años.

¿Cuándo surgieron las fiestas de Avalancha de Techno?
VS: Cuando se formó Vurkina nos invitaron a lugares y siempre eran producciones de hombres. En cierto punto no estábamos conformes con algunas cosas.
VJ: También vimos cómo se manejaban y nos preguntamos por qué no podíamos hacerlo nosotras.

¿Qué no les gustó?
VJ: El trato que tenían con nosotras, que por ahí era el mismo trato que tienen con todos, pero a nosotras personalmente no nos cabió. Porque al ser mujer por ahí te sentís un poco condicionada por el machismo que tenés impregnado. También lo hicimos para darle un espacio a las chicas que tocan, para que no sientan eso que sentimos nosotras al principio.
VS: Ni bien salió Avalancha, empezamos a pensar en line ups de mujeres y sobre todo platenses. Hoy ya vamos por la novena edición y en septiembre recién se cumplió un año de la primera. También fue ir viendo el crecimiento de los espacios del evento y el público. Porque si vieras donde fue la primera y en qué contexto estábamos… fue todo re a pulmón, nos mandamos y no sabíamos si iba a ir gente, y al final fue todo lo contrario porque terminó quedando gente afuera. Nos teníamos que hasta hacer cargo de la barra, ahora por suerte no tenemos esa responsabilidad y es como sacarse un peso de encima. A veces se extraña el under, lo que hacíamos nosotras era en un espacio al aire libre y nos encargábamos de todas las cosas. Pero ahora estamos en un ámbito más legal, que es más favorable.

En un momento hubo una especie de persecución a la electrónica en La Plata, donde el municipio cerró varios lugares y las fiestas se pasaron a casas de forma clandestina. ¿Cuál fue el cambio en este último tiempo?
VJ: Sí, era una persecución al género, pero entiendo también que era una persecución de estar en un lugar donde no hay una salida de emergencia. Últimamente está habiendo más aval, pero igual el arreglo sigue no siendo bueno para uno. Ahora frenaron un poco con la suspensión de fiestas, pero también fue porque quienes hacíamos fiestas en casas nos fuimos para el lado legal. Pero a nosotras nos gusta el under…
VS: Es hermoso el under. El ámbito de boliche es malísimo en cuanto arreglos, pero bueno, también tenemos que presentarnos de manera legal al público, como para poder llegar a un crecimiento y que esté todo bien. Hacíamos las Avalanchas en quintas muy lejos y la verdad es que hay que cuidar al público.

Estuvieron trabajando mucho en La Plata, pero también en Buenos Aires. Esta va a ser la tercera Avalancha en el lado B de Niceto en lo que va del año. ¿Cómo empezaron?
VS: Imaginate que un día aparece Victoria y me dice que había una posibilidad de hacer una Avalancha de Techno en Niceto. Después de que nosotras veníamos haciéndolas en quintas…
VJ: Y cortando el pasto, porque el de la casa se negaba a cortarlo y no le íbamos a dejar el pasto largo a la gente, así que nos pusimos a cortarlo nosotras.
VS: Cuando me dijo eso, pensé que sí… pero que no me la creo ni en pedo hasta que no pase. En la primera llevamos a Cosmosolar, porque queríamos llevar a la escena platense. Vino un montón de gente, llenamos un bondi de La Plata y se vinieron.
VJ: La segunda fue con Sol Ortega, que esa estuvo buena también porque la conocimos a ella que era una DJ referente de capital.
VS: Y ahora con Franzizca que la conocimos a través de todo un círculo que fue girando, y me pareció re piola, también del under, que capta la movida y los esfuerzos. Además de la música re piola que hace, me pareció muy interesante invitarla.
VJ: Además Franzizca ya tiene como un público marcado acá en Capital que eso es muy importante también. Es un feedback que está re bueno que suceda.

Aparte de Vurkina, cada una por su cuenta está en el rol de productoras de ciclos como 999 y Etérea Cadencia…
VJ: Lo que decíamos con Val el otro día justamente era que nos gustaba hacer ciclos aparte, para que la gente en La Plata tenga un lugar para poder ir a bailar y sentirse cómoda. Pero como que con Vurkina miramos para otro lado de La Plata, con esos eventos nos gusta brindar un espacio más para que la gente toque.

Foto: Anabella Fernandez Coria

¿Cómo llevan los DJ sets de Vurkina? ¿Cuánto se fijan en la reacción de la gente?
VS: Yo entro súper nerviosa y al ataque. Cuando agarramos a la gente, la agarramos de verdad. Hay una bajada, un descansito, pero le damos. Mantenemos a la gente con los cuerpos bien compenetrados. Poder ver que la gente está bailando y con cara de que la está pasando bien, es re satisfactorio para nosotras y te da un aliento muy grande que te deja con ganas de seguir haciéndolo.
VJ: Nos gusta mucho la improvisación porque tiene mucho que ver con cuán calientes están los cuerpos cuando estamos por salir a la cancha. Nos basamos en la improvisación porque nunca sabemos con qué estado de público nos vamos a encontrar. Si bien tenemos una estructura de lo que vamos a hacer, siempre tenemos planes b y eso lo torna más divertido aún. Porque es jugar básicamente. También nos manejamos mucho con los loops y eso genera algo como si fuera una ruta, un viaje, porque el loop te mantiene en un lugar pero a la vez te va llevando a otro.

Vurkina también tiene algo muy particular que es su conexión con la movida platense de bandas como Peces Raros y Fus Delei. ¿Qué opinan de esta unión entre dos universos que antes estaban alejados?
VS: No nos encerramos en un ámbito electrónico, nos interponemos ahí entre las bandas y aparecemos. Y de hecho, algo que también hacemos es agarrar temas de bandas que nos gustan y mezclarlos en vivo, haciéndolos formar parte de nuestro set.
VJ: Lo hicimos con Fus Delei, Juana Molina, Peces Raros. Como que siempre estuvimos de espectadoras en la escena de bandas, creo que también tiene mucho que ver eso.
VS: Empezamos a crecer también en gran parte porque que nos invitan a tocar a esos eventos.
VJ: Por eso también nuestro público es heterogéneo, es muy loco porque no es solo gente que escucha electrónica. Además nosotras somos rock.
VS: Obvio, somos rockeras… pero tampoco vamos a clavar una puro rock, porque está bueno seguir con el pie de la electrónica. Pero muchas veces abrimos fiestas de bandas locales platenses y estaba todo más que bien.
VJ: Además la música electrónica es rock pero digitalizado hacia otra cosa, como que en un punto es lo mismo.

En las Avalanchas de Techno hay también un énfasis en el aspecto visual…
VJ: Nos gusta dar un show con una impronta visual, no ir a tocar como estamos siempre vestidas. También dar la idea de que somos nosotras pero que no queremos serlo ahí arriba.
VS: Somos un personaje, porque más allá de nuestra tocada, queremos mostrar un lado performático. Desde el maquillaje, que la que siempre nos lo hace en las Avalanchas es Coni Pérez.
VJ: Va de la mano de llamar a gente de La Plata que produce cosas, sea maquillaje, ropa o visuales, y poder generar un equipo. No algo para que remarque sino para generar algo en el espectador y que la gente conozca que hay otras cosas. En la segunda Avalancha de Niceto, nos vestimos con los chicos de Protesta, teníamos dos remeras bastantes llamativas. Ellos nos ayudan un montón porque creen en la ropa como un discurso.

¿Cuáles son los planes para el 2020?
VJ: Esperamos poder sacar pronto nuestro propio material. Estamos laburando con Agustín Buaon de Fus Delei en la producción. Queremos sacar un track para darle a la gente y luego un EP.

Vurkina se presenta este sábado 7 de diciembre en Humboldt (Humboldt 1358, CABA) junto a Franzizca, entradas disponibles a través de Ticketek.

*

Foto principal: Anabella Fernandez Coria.