El colectivo artístico del sur del GBA trabaja desde el under para fortalecer el circuito cultural de su zona. Hoy, después de más de un año de organizar recitales, el Estado reconoce al Club como un emblema cultural: el colectivo presentará a tres de sus bandas en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora, una de las principales salas públicas del Conurbano.

En el Sur del Gran Buenos Aires, un colectivo de artistas under está por realizar un hito para cualquier músico emergente: gestionar una fecha en la principal sala pública de su ciudad, dar un recital gratuito y abierto a la comunidad y presentar discos escritos y grabados en las calles que los vieron crecer. Se trata de El Club de la Serpiente, que hoy a las 21 presentará a Jueves de Cine, Fordeban y Roben y los Noruegos en vivo en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora.

La fecha llega después de un año de gestión cultural por parte del Club, que ha hecho decenas de festivales en su zona. En esos recitales, además de combinar arte visuales y distintas emergencias del rock y el pop, el colectivo invita a músicos de otras ciudades para fortalecer el circuito y potencial al sur del Conurbano como espacio de gestión artística.

Esa labor fue reconocida por la Secretaría de Cultura de Lomas de Zamora, que le dio acceso al grupo para subir a las tablas del principal Teatro público del partido. La fecha, por lo tanto, consagra al colectivo como un emblema de la cultura rock de la Zona Sur.

En la antesala del recital, charlamos con el cantante y guitarrista de Fordeban, Diego Aldasoro, a propósito del rol de El Club de la Serpiente y los preparativos para el show de esta noche.

– Como colectivo artístico y gestores culturales, ¿qué significa para El Club que el Municipio les haya dado la chance de usar un escenario como el del Teatro Municipal?
– Es un gran reconocimiento para nosotros. Nos alienta, nos marca que estamos haciendo algo interesante, algo que puede llegar a lugares que tal vez veíamos sin acceso. Todo nació con la idea de generar nuevos espacios, donde el artista sea bien tratado, mejor dicho tratado como tal y ésa sigue siendo la premisa, es ahí donde llegar a lugares como el Teatro nos muestra mejor el camino.

– ¿Se encara distinto el trabajo organizativo para un teatro o es bastante similar al de una fecha en Cultura del Sur, el local de Temperley donde suelen hacer sus fechas? ¿Qué valores y cualidades reconocen en ese trabajo?
– Somos un grupo de personas en función de la producción de los eventos, digamos que tener las tareas previamente delineadas nos da un marco de fluidez a la hora de trazar los límites de lo que queremos respecto del espectáculo. Éste es un lugar más grande que a los que estamos acostumbrados, es otro tipo de lugar, más auspicioso desde el punto de vista escenográfico que nos genera un plus para dar y gestar nuevas propuestas. Es maravilloso luego de finalizado algún evento, ver lo que hicimos, lo que construimos entre todos, lo que volvimos a generar una vez más.

– La cultura no pasa por su mejor momento…que un festival hecho bien de abajo alcance el reconocimiento del Estado, ¿qué mensaje envía a los que miran de reojo a las movidas under?
– Que no importa si sos under, si llenás estadios, si te ven 10 amigos. Importa luchar por lo que crees que vale, importa intentar y pegarte la cabeza contra la misma pared mil veces, pero perseguir eso que creés es lo que tiene que ser. Vale hacer, imaginar, buscar, pelear. Por suerte el Club nació en el mismo lugar donde se desarrolla, con gente que tenía la misma inquietud y el mismo sentir respecto del momento cultural. Ojalá esa mirada de reojo se convierta en más ojos mirando para el mismo lugar. También contradice esa visión de “la noche” como espacio peligroso y muestra que hay gente que lleva adelante un trabajo cultural con dedicación, profesionalismo y amor. Un laburo que tiene que ver con el arte, con compartir y con crecer.

– Al denominarse como club, el colectivo invita a que otros se sumen y aporten desde su lado, ya sea como público, como expositor, o como músico. ¿El paradigma de la música independiente como ustedes la entienden tiene que ver más con la unión y la fraternidad que con una estética determinada?
– Creo que esa fraternidad nació refugiada dentro de una estética compartida por nosotros. Puntapié inicial para que nazcan nuevas estéticas como común denominador, que se mueven respecto de nuestro crecimiento como artistas también. Pero siempre perseguimos lo mismo, que seamos más, que no tengamos límites de creación ni propuestas. Cuando nos escriben para venir a tocar a nuestros eventos, o para exponer o para lo que sea, la respuesta es la misma: vení, pasate por una edición, compartamos el momento, gestemos el Club entre todos. Despúes evaluamos la artística y generamos la estética dentro de la estética.

– Los grupos que tocan el 31 presentan discos nuevos que han sido grabados en zona Sur: Espora, de Jueves de Cine, Las cosas tienen su lugar, de Roben y Vol 1, de Fordeban. Para El Club, ¿cómo juega en la identidad y la pertenencia a la hora de producir música?
– Es nuestro tesoro ese. El sur tiene cada vez mejores y más propuestas artísticas. En éste caso Fordebán en Lb Records, Jueves de Cine en DDR y Roben y los Noruegos en Estudio Omni pudieron llevar a cabo de manera independiente sus producciones. Y eso es todo acá, en Lomas, en Adrogué, en Mármol. Donde vivimos, donde nos conocimos, donde nació el Club. Es por eso que presentarlo en el Teatro del Municipio cierra una especie de círculo muy valioso.

– El que nunca haya ido a uno de los festivales, ¿con qué mundo se va a encontrar cuando entre a la sala?
– Somos muy fanáticos de la puesta en escena, del aspecto sonoro, de la decoración del lugar. Buscamos que todo funcione en un mismo tiempo y espacio terrenal. Que confluya en una paleta de colores hermanada. Dedicamos tiempo a la grilla de bandas, a los expositores, fotógrafos y diseñadores. Cuidamos esos detalles para que el espectador se sienta dentro de la atmósfera Club de la Serpiente. Y ellos nos lo hacen saber edición a edición, porque terminan sintiéndose parte. Compran un disco en la feria que armamos, se llevan algún cuadrito o retrato del sector expos, los invitamos a dejar su marca tmb en algún lienzo donde todos pueden pintar. Se gestan grandes momentos

– ¿Cuáles son los próximos pasos del colectivo artístico luego del show del 31?
– El 4 de junio es la próxima edición del Festival Ultrasónica donde se presentan Barco y Auditores, entre otros, y el 8 de julio es la próxima edición del Club con sorpresas que aún no queremos adelantar. Todo en Cultura del Sur, un hermoso lugar que nos abre sus puertas y nos brinda un gran apoyo para que podamos seguir generando la movida.

Fordeban
Fordeban