En Lima hay una productora llamada Veltrac Music, cuyo logotipo es un chancho con alas. La idea es simple y divertida: si un cerdo puede volar, ya cualquier cosa es posible. Estamos hablando de la agencia de booking y management de conciertos que fundó José Velásquez, un joven peruano que antes de cumplir la mayoría de edad ya había partido de su ciudad natal queriendo convertirse en baterista. Ese sueño lo llevó por un buen número de oficinas de sellos y estudios de grabación (grabó para artistas latinos sarpados, y hasta con Universal), donde fue calando el ambiente desde adentro, aprendiendo qué es lo que no va y a qué es necesario prestarle más atención. Y sobre todas las cosas, entendiendo los límites que genera hacer música únicamente con fines comerciales.

De regreso en Perú se sacó las ganas de trabajar con la movida indie: ese mundillo donde la creación no está tan limitada por la recaudación y brillan los conceptos de “nuevo” y “alternativo”, sin tantas poses. Así creó IndieGentes, el ciclo que cubre la llegada de artistas de ese palo a Perú y crea una fiesta en torno a ellos, además de documentar y buscar viralizar todo lo que sucede.

Frente a la venida de una nueva edición de este ciclo, José habló en exclusiva con Indie Hoy para contar su historia y dar detalles sobre el contexto actual de la música independiente.

De joven te fuiste de Perú a Miami para ser músico y luego saltaste a la parte de producción. ¿Cómo fue esa transición?
Yo me fui de Lima a los 17 años como estudiante, tratando de perseguir una carrera de músico. Estudié y trabajé como baterista muchos años en Miami, y llegó un momento en que empecé a grabar baterías, a producir artistas, y de ahí a tratar de desarrollarlos bajo un sello independiente. Eso se fue haciendo orgánicamente con un sentido indie: eran todos proyectos autónomos que estaban siendo financiados independientemente, y buscábamos una red de trabajo autogestiva. Es ahí que nace mi emprendimiento por trabajar como productor de discos y a la vez sello disquero. Es interesante porque se terminó linkeando a plataformas generadoras de contenido como A&E Entertainment, MTV Latino, y otras agencias a las que proveíamos de contenido de artistas independientes.

¿Cómo nace Veltrac Music?
Comienza en Miami cuando nos oficializamos como una razón social para facturar. Era necesario crear una marca, y usé el nombre Veltrac, inspirada en Velásquez Tractors, una empresa de maquinaria que quería hacer mi viejo hace años y como salí músico nunca se pudo dar *risas*. Cuando vine a Lima, a la hora de abrir una empresa, decidí utilizar ese nombre. Tenía como objetivo un 360 de servicios basados en una gestión independiente. Nuestra labor local era de booking management y promoción de conciertos a promotores. Eso derivó en un producto llamado IndieGentes, justamente, por el cual la idea era que traigamos bandas indie y documentemos su paso por Lima.

¿Cómo era en ese entonces el contexto del indie en Perú?
Me había dado cuenta de un fenómeno interesante, de que en Lima todo es indie. No hay mucho mainstream, no hay muchos major labels, y por naturaleza aquí todo es independiente. Eso me llamó la atención y me he tratado de relacionar con la gestión emergente, la gestión independiente, y de hecho hasta hemos participado trabajando con el estado armando proyectos para promover el talento peruano en el exterior. Fue así como esto se fue alineando.

¿Y eso sigue así? ¿Cómo es ese contexto ahora?
Bueno, el indie ha ido cambiando en Lima. Aprovecho siempre en hacer la marca entre lo que es el indie como género o estilo musical y el indie como condición de trabajo, las empresas independientes. Aquí la cosa ha cambiado un poco, de hecho ha habido bastante progreso. Creo que en general la cantidad de información que llega, los nuevos mercados vecinos creciendo y cada vez más comunicados, que informan y permiten que nos pongamos un poco más al día, y entonces hay cada vez más nuevos proyectos, más bandas independientes. El sonido indie deja de ser underground y se hace un poco más popular mediante los festivales y tomá interés nueva gente que comienza a unirse al movimiento. Indie ya no es una cosa muy de abajo, sino que resulta ser un poco hasta algo trendy.

¿Cómo nació y en qué consistió IndieGentes?
Teníamos como objetivo la creación de una plataforma 360. Nos pareció atractivo generar un puerto en Perú por la ubicación geográfica, al estar entre Colombia y Chile, para que cada vez que pasaran artistas independientes también pasaran por Perú, y este paso por Perú sea documentado, sobre la experiencia de las fiestas independientes pasando por nuestro mercado, y esta documentación vaya más allá de la documentación del concierto sino también el estilo de vida, el turismo de un artista pasando por un territorio como el nuestro. Todo eso se convertiría en cápsulas audiovisuales centralizadas en un portal, que también tenía una radio, y todo era una forma de incentivar el movimiento indie como tal, como una cultura. Bomba Estéreo fue el primer show, de hecho había un vínculo muchas veces con las bandas, porque Veltrac desde el otro ángulo también podía trabajar como representante de booking de ellos, generando una sinergia entre Veltrac, IndieGentes y los artistas que venían. Esto duró un año y fue bastante interesante, pero bueno, al final no era muy sostenible; necesitábamos auspicios, la escena estaba todavía un poco verde y era difícil que las marcas crean. Y bueno, se terminó enfriando.

¿Por qué el indie? ¿Qué diferencial tiene ese ámbito de la música y qué lo define?
Cuando trabajé en Miami, por un tema laboral de oportunidades, y porque era bastante rentable, los mejores trabajos profesionales como baterista de sesión terminaban siendo con el mainstream pop latino. Para mí como baterista era muy atractivo por el nivel de trabajo y de producción que eso involucraba, pero no era el género musical que a mí me gustaba en lo personal. Pude conocer el trabajo de las grandes disqueras desde adentro y ver como se movían las cosas, y todo eso fue un detonante importante para yo comenzar a apuntar en el desarrollo de la industria independiente. Porque es algo en lo que creo, con lo que me relaciono; vengo desde abajo trabajando como músico y conozco bastantes áreas de la industria, y en todos los casos he visto un montón de empresarios y gestores que han crecido individualmente bajo parámetros como el trabajo, la transparencia, el profesionalismo. Y he visto también cómo las políticas y los modelos de negocios de las multinacionales han ido destruyendo, y ha surgido una necesidad de más gestiones independientes, más empresas a las cuales puedas tercerizar servicios, más business-to-business como modelo de negocios, y todo eso sumado a que, artísticamente, el indie como estilo musical al no tener parámetros comerciales respira una libertad creativa que hace que suene un poco más libre y resulte ser un poco más de mi agrado.

¿Qué prepara el regreso de IndieGentes?
Veltrac con el tiempo fue creciendo un poco y ahora nos hemos posicionado como una promotora alternativa que trabaja mucho artistas independientes. Con miras a poder segmentar nuestro contenido y agrupar a todo lo que es indie como tal, hemos relanzado IndieGentes. El formato son fiestas que celebran la onda indie con artistas de ese estilo que vienen a Lima y tendremos un DJ, antes o después, para que esto no sean solo conciertos sino que tengan ese aspecto de “fiesta”. Esto viene con una plataforma digital de la cual no puedo dar muchos detalles, pero apunta a fomentar la tendencia, agrupar información, culturizar sobre nuevos proyectos, lanzamientos, bandas y mantener informada a la gente que le gusta el nicho. Esto debería respirar un aire de “club”, que encierre a una comunidad que se vincula y tiene una agenda de presencia constante a estos eventos. Esa es un poco la idea a partir de ahora.

¿De qué manera se relaciona IndieGentes con otros países de Latinoamérica?
En realidad IndieGentes se relaciona con otros países mediante Veltrac, que es dueña del proyecto. Esa empresa se relaciona con Latinoamérica porque tengo bastante comunicación y alianzas estratégicas comerciales con empresas similares con las que trabajamos en conjunto en el booking de artistas y ensamblado de giras de artistas de ese estilo.

¿Qué artistas actuales estás escuchando mucho? ¿O qué cosas nuevas descubriste recientemente?
En todo mi equipo estamos todos en esta onda y nos gusta escuchar y traernos nuevas propuestas, cosas nuevas. Yo estoy pegado a Caribou hace tiempo. Me gusta Chet Faker mucho. Me gusta Unknown Mortal Orchestra. El nuevo disco de Peter Bjorn and John me gusta. Lo nuevo de Air viene buenazo. Estoy escuchando Grimes, Chvrches, The Last Shadow Puppets… va por ahí. Dentro de lo que es un poco más electrónico, Disclosure me gusta. Lo nuevo de Foals me encantó. Tame Impala me encantó, el último disco está super bueno. Lo nuevo de Radiohead está genial. DIIV también. Eso es lo que tengo más fresco, en la cabeza constantemente. De lo que descubrí recientemente, Connan Mockasin me gusta; Bob Moses es algo nuevo para mí, nunca había escuchado y me encanta. Courtney Barnett también es algo nuevo que no conocía y me gusta bastante.


IndieGentes regresa con la fecha de Crystal Castles en Lima, el próximo domingo 29 de mayo en C.C. Barranco. Ver Más

Comunidad Indie Hoy