En la profundidad del barrio de Villa Crespo se encuentra la guarida de Jvlian. En esta ocasión Julián Laquier, voz principal, Nacho Martín, el bajista y Juan Martín Chacón, el baterista, se encuentran relajando en el patio de la casa de éste último después de un largo ensayo que antecede a la fecha de este viernes 25 de marzo. Van a estar junto a los cordobeses Hipnótica y a Eric Mandarina en Niceto. Cervezas y snacks de por medio hablaron de influencias, del estilo, de la inspiración y del disfrute que encuentran al tener muchos proyectos además de la música.

¿Cómo arranca la banda?
Julián: Yo era muy amigo de Julián Tello, el otro vocalista que era actor y cuando eramos pibes ganó una especie de beca para ir a Europa. Y cuando volvió de allá se trajo un teclado y yo ya manejaba algo porque había estudiado de chico entonces arrancamos. Lo primero que hicimos fue un cover de un tema de una película de los hermanos Coen. Después se sumó Jony (Juan) que iba muy bien con el estilo que queríamos hacer, y también Nacho. Por último se sumó Pablo Anglade, el tecladista que nos vino re bien, porque es un nerd del sonido y nosotros teníamos que aprender a configurar sonidos y eso, así que nos vino muy bien. Lo principal es que pasamos de que sea un hobby a una banda en serio.

¿Además de la banda todos tienen laburos aparte?
Juan: Sí. Los dos Juli son actores y se van de gira con sus obras. Pablo labura un montón. Nacho y yo estamos a pleno con la música, con otros proyectos.
Julián. Tenemos esos baches raros. A veces estamos de gira medio año. Y eso hace que la banda se desequilibre. Pero también encontramos un equilibrio.
Juan: Sirve también para descomprimir un poco. Porque creo que estar en un solo lugar se vuelve cansador.
Nacho. Creo que todo lo que hacemos por fuera nos nutre a la banda. No es que por ahí uno maneja un taxi o está en una ferretería.
Julián: Y es muy bueno el trabajo que tiene cada uno en la banda, pero por fuera de la banda. Uno se encarga de Sadaic, otro se encarga de producir una fecha, otro se encarga del video y así.

¿Cómo sale el estilo de la banda y cuáles fueron las influencias?
Nacho: Somos un poco nerds de la música todos. Por escuchar, estudiar, componer, producir, por lo que sea. Y nos gusta mucha música muy variada. Vamos escuchando muchas cosas. Tengo un tema de Miley Cyrus y uno de Wiz Khalifa y después escucho a Robert Glasper, por ejemplo. Hay mucha influencia de muchos lados, pero nunca es directa.
Juan: También es muy natural. No nos planteamos en ningún momento encasillarnos. O decir “Tenemos que tocar tal cosa porque pega”. Muchas bandas lo hacen y es un bajón. Y hay que sacarse la careta y decirlo.
Julián: A mí me gusta mucho el rap y siento que la canción es el lugar donde se pueden desenvolver bastante esas dos cosas. Y dentro de la canción todos los géneros, ya sea electrónica, o pop.
Nacho: Hay algo que encontramos en el rap que es algo de la letra que le escapa a la rima de la canción. Y eso me parece que es algo con lo que nos sentimos muy cómodos. Como que hay una parte de la canción que te lleva a escribir letras con cierta métrica y con un rap podes hacer lo que se te cante. Podés rimar acá o allá, acentuar lugares específicos que no sean los esperados. Y también podés poner muchas palabras a lo Fito Páez. Se pueden decir muchas cosas y hablar de muchas maneras diferentes.
Jony: La relación que tiene cada uno con su instrumento es muy particular. Yo siento que hablo con la bata. Y estoy ahí planteando algo. Y eso es diferente a los grupos de acá o en general. Es algo más del jazz esa forma de enfocar la música, del desarrollo y armar texturas.
Nacho: Que de repente haya un elemento que apareció de la improvisación y que se toma como cuestión fundacional de la base y del diálogo. O sea, estamos zapando y hay una base y hay un feel con cierta idea y entonces eso lo repetimos. Es como una comunicación instrumental. Una interacción.

  Dani Umpi: "Siempre me sentí en un margen"

Entonces toman cosas de muchos lados.
Nacho: La influencia no es directa. No es literal. La influencia está porque escuchamos música todo el tiempo, porque nos pasamos música, porque tocamos y porque es nuestro vocabulario. Pero no es literal. Es otro tipo de influencia. Nombres hay muchos.
Julián: Para mí, en la primera etapa de la banda nos influenciaron bandas que escuchábamos de pendejos como N.E.R.D. y Outkast. Estuvo bien empezar con eso, pero esas bandas ya quedaron. The Roots también. Queremos ir evolucionando.

Algo llamativo de sus temas son las letras. ¿De dónde salen esas historias?
Julián: Hay una influencia, por más que no lo digamos , de la actuación. Juli y yo actuamos hace mucho. Creo que ayuda, el hecho de que actuemos, a narrar una historia o expresar sentimientos. Es como una carrera oculta de letristas entre nosotros que con un poco de empuje sale algo. Le escapamos mucho a lo que es la base del hip hop que es “estoy acá, representando, con mis amigos”. Que en algún punto vuelve igual, porque es una base que está de los Estados Unidos que es donde nació, que era en barrios y que era real lo que estaban diciendo, porque estaban improvisando. Le escapamos a ese lugar común de joyas y minitas. Pero a la vez hablamos de minitas. Pero buscamos otra manera de hablar de eso. Y de repente contás que te picó un escorpión y te estás muriendo (Por la canción “El viaje del escorpión”) y es medio pussy decir eso. Pero tratamos de bancarnos el discurso más blando, no tan agresivo.
Nacho: Yo siento que hay algo muy copado que es la relación que agarra la letra con la música. Que una metáfora de la letra tenga el mismo nivel de fantasía que en la música, para que se puedan sustentar. O al revés. Me parece que ahí hay algo que ayuda a que nos vayamos del rap cabeza y de la letra testimonial y terrenal y del loop, también. Ahí se alimenta una cosa de la otra. “Rap de L’amour” lo hicimos así: una base que salió improvisada que claramente pedía una letra media misógina, media de sexo, pero metafórica.
Julián: Ni hablando de minas nos podemos poner sucios. Hablamos de su cola pero lo hacemos “politmente”.

  Peces Raros: "Estamos tratando de cruzar las fronteras"

¿Cómo salió la fecha del 25?
Jony: La gente de Niceto, donde tocamos un par de veces el año pasado, llamó para armar un par de fechas en el año. Nuestro plan era tocar menos que el año anterior en fechas más distanciadas y mas producidas. El año pasado tocamos en cualquier lado, porque estábamos preparando el disco. Dijimos de hacer pocas buenas fechas. Entonces nos llamaron.
Julián: La idea era así. Armar una fecha nosotros con una banda amiga. Y por eso se suma Hipnótica que son amigos y Eric Mandarina. Queremos que vaya mucha gente. Estamos replanteándonos el show, hacer los temas viejos más los nuevos de otra manera y lo estamos discutiendo y probando a ver cómo queda. Y está empezando el año. Con onda y ganas.
Jony: Dijimos de darle a cada show un tratamiento más especial. Tocar en cantidad hacía que toquemos siempre lo mismo. Ahora el 5 tocamos con el Dj de De La Soul y abrimos su show. Así que para esa fecha dijimos de pensar algo distinto a lo del 25. Más del género, de un beat con raps más tradicionales. Pensándolo para lo que amerita la fecha. Es ambicioso, porque si a la vez queremos componer, es bastante hacer todo junto.
Julián: Tenemos que tener el cuero de poder componer y armar un show especial cada fecha. Porque también nos aburre tocar siempre lo mismo. Esa es la energía de la banda. Nos aburre tocar siempre un loop o tocar los temas siempre iguales.

¿Cómo es un show de ustedes?
Nacho: Nuestros shows se adaptan mucho al entorno y a la energía que hay. Tocamos en lugares chicos y grandes y los shows son diferentes. A mi me gusta tocar en Sheldon que es un lugar bastante pequeño pero es ahí donde me siento más cómodo para hacer cosas.
Julián: Tenemos una sensibilidad. Percibimos y damos por eso que percibimos. Cada show es diferente porque la gente que lo compone y el contexto es diferente.
Jony: No tenemos un show armado que llevamos siempre. “No hay coreos”, por ejemplo.

  eldöble se inspira en Maiacovsky, poeta de la Revolución rusa, para esta canción

¿Disfrutan tocar en vivo?
Julián: Sí, a pleno. Porque nos vamos redescubriendo en cada vez.
Nacho. Cada show tocamos el tema, la forma, a full, pero lo que pasa en el medio es especial.
Julián: La nerdeada que tienen ellos dos en vivo la hacen valer y mandan unas frutas que no están ensayadas. Y ahí, con la confianza que se tienen la manda y hacen magia. Que cada tanto es un error, un pifie y es un pasaje a otra cosa. Pero asumen ese riesgo que está buenísimo, que es la particularidad del vivo que nos parece importante. Y nosotros estamos ahí rapeando y cada tanto hacen un bardito y la cosa sigue.

¿Cómo fue la experiencia Lollapalooza el año pasado?
Jony: Fue nuestro primer festival grande. Preparamos el show un montón. No tocamos caca con Nacho. Está bueno el marco. El show estuvo bien. Estar ahí, el festival, la organización. Tiene cosas malas, pero estuvo bueno ser parte de ese evento.
Juli: Teníamos muchas fichas y muchas ganas de conocer a Pharrell. Nosotros fanáticos de N.E.R.D. y de Neptunes. Los amamos. Y empezó y nos quisimos matar. Me banco que tenga pistas, que sean tres o uno en el escenario. No me banco la cara de culo en el escenario. Vino, laburó, sin ganas. Quisimos colarnos al costado del escenario y nos dijeron que no podiamos porque tenía su protocolo propio, encima.
Jony: El espectáculo es eso. Viene el artista, arma y toca su mismo show mil veces.
Julián: No debería ser así. Cada vez tiene que ser especial.

—-

Jvlian se estará presentando esta noche, desde las 21hs. en Niceto Club, junto a Hipnótica y Eric Mandarina. Más información.