selva

Ana, Charly, Vitro y Milena son cuatro amigos platenses que cursan la carrera de Artes Multimedia en la UNLP y que, a pesar de su insultante juventud (tienen entre 20 y 25 años, apenas), ya son grandes emprendedores. Es que de la propia necesidad de hacer circular su producción, les surge la idea de armar un espacio integral en el que puedan ser exhibidas tanto sus obras –Ana y Charly son artistas visuales y performers, Milena es VJ y Vitro hace música- como también las de otros que estén en las mismas condiciones. Así, entonces, nace Selva, una propuesta que apunta a lo multidisciplinario; un lugar en el que, aparte de escuchar buenas bandas y conocer artistas plásticos, diseñadores o ilustradores jóvenes, también se puede disfrutar de un buen rato con amigos.

Hace un tiempo que la ciudad de La Plata es uno de los centros germinales del indie local –de allí son oriundos los ahora híper conocidos El mató a un policía motorizado, por ejemplo– y a lo largo de estos últimos años han surgido espacios alternativos como Casa Animal, Pulsar y Cósmico que rápidamente se transformaron en favoritos de los visitantes asiduos a los escenarios del circuito más under. Este invierno, se sumó Selva. En poco tiempo, los chicos se hicieron un nombre y el espacio se convirtió en el nuevo preferido de las juventudes platenses y hasta de algunos porteños. Por el momento, Selva cuenta con tres salas –una en la que tocan bandas, otra para DJ sets y una sala de exposiciones en la que se cuelga obra o se montan instalaciones– pero, en el futuro, se proyectan en un lugar con más capacidad; aún más completo.

En lo que va del año, ya hicieron siete eventos por los que pasaron más de quince bandas y DJs – La Ola Que Quería Ser Chau, DJs Pareja, Calavera Beat, Deejay Traviesa, El Sur y Jvlian, entre otros– y casi diez artistas. Cada edición de Selva, tiene su tema y una opción para cada público: han ido desde artistas visuales, hasta diseñadores y graffiteros; bandas de noise, funk, indie pop o surf. En cada detalle – desde el diseño de las entradas hasta los flyers digitales- se conserva una estética particular, muy fresca y colorida. Una propuesta para todos los gustos.

No es fácil llevar a cabo un evento… ¿cómo se distribuyen las tareas en la organización previa?
Vitro: Nos dividimos las tareas y generalmente vamos rotando: uno hace los flyers, otro cuida la puerta, etc. Milena, casi siempre, hace las tareas de producción. Ella se encarga, por ejemplo de convocar a las bandas. Pero siempre tomamos las decisiones en conjunto.

¿Resulta medio caótico a veces?
Milena: Si, a veces sí, pero cada vez nos ponemos más cancheros; de la primera a esta que viene ahora aprendimos un montón.

¿Y por qué “Selva”?
V: Queríamos que el espacio abarcara muchas cosas, que hubiese un encuentro entre muchas disciplinas; generar distintos microclimas… Por eso surge el nombre.

Hoy día, La Plata es sede de un gran caudal de propuestas culturales, sobre todo destinadas al público joven… ¿Hay en la ciudad otros espacios como el suyo?
M: Sí, hay muchos, pero ninguno como el nuestro, en el que pasen tantas cosas al mismo tiempo. Creemos que construimos una identidad. A la gente le gusta mucho; la identidad se la da el lugar y lo que sucede adentro. Siempre apostamos a la novedad, no queremos llevarle al público bandas que pueden ver todo el tiempo y por eso siempre tratamos de que haya algo nuevo. En casi todos los eventos trajimos a alguien que nunca había estado en La Plata -Djs Pareja o El Sur, por ejemplo-, pero también nos gusta darle espacio a bandas o a artistas de acá también.
Ana: En La Plata hay mucha gente haciendo muchas cosas y muchos jóvenes estudiantes. Cuando estudias hacés cosas, pensás cosas… Más allá de que seas joven o no, se te mueve la cabeza, activás. Al principio, no sabíamos qué iba a pasar con nuestro proyecto, pero después vimos que la gente venía y volvía y hasta preguntaba si podía participar.

¿La idea también es dar espacio a artistas emergentes, independientemente de la disciplina a la que se dediquen? Han llevado desde grafitteros hasta ilustradores…
Charly: Sí, esa es la idea.
A: Si, lo que hacemos es traer una banda que convoque y que, a partir de ahí, la gente conozca el resto. Entonces podemos traer a un artista emergente y asegurarnos de que esa gente, que por ahí fue a escuchar una banda, también está conociendo a un artista que antes no conocía; va a pasar a ver la muestra y los murales, por ejemplo.
C: Cada fiesta que hemos ido haciendo ha tenido su tema, digamos. No siempre se respeta completamente.

¿En cada evento quieren generar un microclima distinto?
V: Claro, a veces está más marcado algún tema y a veces no tanto. Por eso se da esa mixtura entre diferentes ámbitos o distintas movidas que ahí están juntas.

¿Y buscan identificase con un estilo particular o también incluirse en el proyecto, no tanto como productores sino como artistas?
C: Sí, somos como curadores, se podría decir. Creo que es eso lo que estamos haciendo.
A: También está buenísimo porque podemos aprovechar el lugar para hacer cosas. Yo expuse en Selva también. Vos tenés ese lugar, donde desarrollás un montón de cosas y también te desarrollás vos. Está re bueno eso.

¿O sea que la idea surge desde su propia necesidad como artistas?
V: Sí, la idea era activar nosotros y también dar lugar a otra gente.
M: Al principio lo pensamos de otra forma. Se crea el ambiente de fiesta quizás por la cantidad de propuestas que hay. Antes pensamos un espacio para hacer otras actividades pero lo de la fiesta se fue dando solo.
C: Pensábamos un espacio que estuviera permanente, pero teníamos que organizar el lugar en torno a eso y era muy complicado. Por eso nos resultó más cómodo condensar todo en una noche y terminamos decantando en este formato.

¿Y apuntan a algún público determinado?
C: Creo que eso ha ido cambiando con cada evento. Siempre hay alguien que va a todos pero en su gran mayoría el público fluctúa en torno a la gente que llevamos, a lo que convoca la gente que llamamos.
M: Creo que quien más se interesa por este tipo de encuentros es la gente que también está haciendo algo.

¿Para cuándo tienen pensado el próximo evento?
V: Por ahora, el 30 de octubre toca Amor en la Isla, Los Subterráneos y Minibruto –que son unos chicos de Rosario– y expone Nacho Flores. Después estamos planificando una fecha más grande con los chicos de revista Ramera, que también son de La Plata. Va a ser el 22 de noviembre, en el Galpón de las Artes, traemos a Faauna y a Chancha Vía Circuito.
M: Es una buena fecha para cerrar nuestro año de movidas.

¿El año que viene piensan seguir?
V: Sí, de una, queremos hacer más cosas, encontrar un espacio más grande…
C: También ofrecer otro tipo de contenidos, otros formatos, seguir difundiendo artistas emergentes, armar una plataforma online y ofrecer contenido también desde ahí; mostrar una banda no solo cuando toque sino producir videos u otras cosas.
A: La idea también es aprovechar las dos plataformas: la virtual y la real.

————
La próxima Selva se realiza el 30 de octubre a medianoche. Tocan Amor en la Isla, Los Subterraneos y Minibruto, y expone Nacho Flores. Evento en Facebook.

selva flyer

Comunidad Indie Hoy