Las bandas de amigos son eternas; no importa cuánto tiempo pase o cuánta agua bajo el puente, lo cierto es que las almas que se han encontrado y hermanado por opción propia siempre estarán unidas por un hilo invisible al que cada quien puede llamar de la manera que guste. Música, por ejemplo. Mi Amigo Invencible es una de esas bandas cuyos integrantes están mucho más que vinculados entre sí, mucho más que simplemente amistados. Unidos desde hace varios años por el amor a hacer canciones, zapar y sumergirse en la apasionante vorágine de tener una banda de rock, los seis chicos que comenzaron tocando en su natal Mendoza llevan ya unos años radicados en Buenos Aires produciendo frutos en formato de disco y de salas llenas de sudorosa gente bailando. “Cuando tenía once o doce años, quizás más, totalmente ajeno a Buenos Aires, me encantaba leer las marquesinas publicadas en las revistas o suplementos de rock donde aparecían las bandas que más escuchaba. Ver que tocaban ahí era seguirles, de algún modo, sus movimientos. Manejaba de ese modo la curiosidad, e imaginaba el show a lo lejos… y nada, de repente estábamos ahí, en las mismas marquesinas, con los mismos colores, rarísimo” rememora Mariano di Cesare, cantante, compositor y guitarrista de MAI.

Con seis discos en su haber, la banda conformada por Mariano di Cesare, Nicolás Voloschin, Mariano Castro, Arturo Martín, Juan Pablo Quatrini y Leonardo Gudiño acarrea una larga historia de grabaciones en estudio que poco a poco se han transformado en otra larga historia de shows en vivo, crecimiento, amigos y anécdotas varias. Para el público de la capital fueron las canciones de suaves melodías cubiertas por un entramado instrumental rockero, detallista y expansivo del disco La Nostalgia Soundsystem (2013, Fuego Amigo Discos) las que conquistaron su corazón y las encargadas de hacer que MAI ganara visibilidad tanto en medios nacionales como internacionales, siempre generando buenas críticas y largos aplausos en los recitales.

El año recién pasado y luego de gran cantidad de shows en distintos puntos del país, Mi Amigo Invencible lanzó La danza de los principiantes, su más reciente disco de estudio y el que –quizá- concluya la trilogía El Corpus del Pasado, concepto que engloba sus tres últimas placas y que surgió gracias a los dibujos de Federico Calandria, dibujante de las mismas:

“La danza de los principiantes es una tercera parte, lo que no quiere decir que sea la última. Decir que cierra la trilogía es algo que supuestamente deberíamos hacer, el camino más fácil para desarrollar un disco nuevo, porque nuestro concepto está seteado en ese modo: modo trilogía. Pero también es porque sería muy complicado volver a hablar de las mismas cosas en una cuarta parte, que es como si fuera la primera. Sería volver a empezar. Es todo un círculo y seguramente no se entiende nada de lo que te estoy diciendo. Quizás nos esmeramos en hacer algo como la guerra de las galaxias, ir más atrás, antes de Relatos de un incendio (2011)“.

Mucho más allá de lo que puede ser el sentarse a discutir conceptos, la banda de amigos autores de “Me cuidé tanto”, “Gato Negro Pasa” o “Nada peor que la sed” -hits de la actual escena alternativa porteña- sienten profundamente cada paso que dan, cada oyente que ganan y cada canción nueva como si fuese una oportunidad para renacer. Es así como siguen creando a partir de su propio gusto estético, el que, sin contaminación y/o presiones externas, les ha brindado grandes y jugosos frutos: “Tratamos fielmente de lanzar nuestra obra y dejarla en manos de quien la quiera recibir. El éxito consiste en estar tranquilos con nosotros mismos, manteniendo el entusiasmo por tocar, sobre todas las cosas. Si se torna en algo automático porque hay un público numeroso a quien responder hay que tomarse las cosas de otra manera, y aún no estamos preparados para eso. Transitamos el camino del posible fracaso, es ahí donde nos sentimos seguros, todo lo demás fluye en la experimentación. Lo novedoso de La danza de los principiantes está en la utilización de nuestros recursos en base a nuestra experiencia, porque prácticamente la forma de trabajar fue la misma que la de todos los discos. Palo y a la bolsa” relata quien también vive sus noches tocando con su proyecto paralelo El Príncipe Idiota.

El lanzamiento de La danza de los principiantes en octubre de 2015 fue para los chicos de Mi Amigo Invencible un antes y un después en su carrera musical. Con un Niceto Club lleno y enérgico, la presentación en sociedad del sexto hijo de los mendocinos fue una fiesta: “La recepción del disco por parte del público fue mejor de lo que esperábamos. La mayoría de las interpretaciones que hicieron los escuchas moldearon y completaron el concepto general de lo que estábamos tratando de proponer. Desde la temática de las canciones hasta de nuestra experimentación musical. El día que lanzamos el disco fue para nosotros inexplicable, sinceramente. Lo que sentimos fue una predisposición general, de todo el lugar, para pasarla bien. Todos los que fueron a ese reci -quiero imaginar- la pasaron tan bien como nosotros… Fue una noche que se pasó rapidísimo”, resume Mariano.

Mi Amigo Invencible actualmente se prepara para un nuevo show en Niceto Club el jueves 3 de marzo, esta vez siendo acompañados por sus amigos Los Rusos Hijos de Puta y Cabeza Flotante. Del espectáculo dicen no querer adelantar mucho, pero no parecen tener problema al comentar alegre y ansiosamente sus ganas de que fluya la buena energía y la cerveza fría.

——-

Fotografía: Lucía Iglesias

mi amigo invencible flyer

Coordenadas del show:
Fecha: Jueves 3 de marzo
Lugar: Niceto Club (Niceto Vega 5510, CABA)
Hora: 20hrs
Entradas anticipadas por Ticketek.

VNV Nation: "Quedarse con que la música clásica es música para gente vieja es cometer un error"
Bixiga 70: "Una respuesta al tiempo de violencia e intolerancia en que vivimos"