pond

Embarcándonos en la dulce espera de lo que el festival Music Wins propone para nuestro noviembre, tuvimos la posibilidad de llamar a Australia y cruzar unas palabras con Jay Watson. El insaciable músico regresa a nuestro país como miembro de ese colectivo hermoso que encabeza Kevin Parker, pero esta vez, se anima pegar un doblete con sus amigos de Pond.

Con tantas visitas junto a Tame Impala estos últimos años podríamos decir que ya sos un habitué de nuestro país… ¿qué es lo que disfrutás más de tus visitas?
Me gusta mucho Argentina, es muy distinta al resto de América del Sur, tiene más pinta de ciudad europea. Me imagino que es porque hay muchos franceses, alemanes y etc. allá… ¿puede ser?

Puede ser, tenemos un pasado que tuvo bastante que ver con los inmigrantes europeos…
Me acuerdo que la última vez que estuve ahí fuimos a uno mercados realmente grandes y nos perdimos ahí, y también que fue la última vez que comí mucha carne, tanta que me hizo enfermar. De vez en cuando obvio que me como un bife de vaca, pero nunca tanto como cuando voy allá.

Sí, suelen elogiar la carne argentina…
¡Es increíble! ¡De un nivel superior! Pero creo que me excedí un poco.

El año pasado fui a uno de los shows de Tame impala en Vorterix y fue una locura. ¿Cómo sienten ustedes al público argentino desde el escenario?
Tiene una energía muy particular, pero creo que toda América del Sur es así. No sé si tiene que ver con la pasión de la gente o con que no llegan tanto las bandas como en otros países como Estados Unidos o Canadá. Pero indudablemente tienen mucha pasión. Lo que me gusta de los argentinos es que no son nada cínicos con la música. No es que se quedan parados, aburridos, mientras tocamos, sino que realmente lo sienten.

Esta es la primera vez que vas a estar tocando con Pond… ¿qué es lo que más te entusiasma de eso?
Creo que me encantaría ver a la gente volviéndose loca. Con Pond tenemos suerte, cuando tocamos en otras partes del mundo la gente suele volverse loca. No sé por qué, aunque haya re poquita gente igual todos se vuelven locos. Creo que es porque nosotros nos enloquecemos. También estoy entusiasmado porque voy a viajar con mi novia y va a ser lindo estar ahí con ella.

Buenos Aires es un buen lugar para llevar a tu novia…
Si, es una lástima que no estamos tanto de visita, sino de gira, así que no vamos a tener tanto tiempo, pero va a ser divertido.

Si, y no sólo estas de gira con una banda sino con dos, ¿cómo lo llevas adelante?
Probablemente me harte un poco al final de todo, pero hasta eso va a ser divertido. Sólo voy a tener que esforzarme por no emborracharme demasiado para poder tocar con la segunda.

¿Es raro, en general? Digo, salir de gira con dos bandas…
No tanto. Yo no me enfoco en otra cosa más allá de la música así que todo bien. No parece mucho laburo, es divertido… soy afortunado de poder hacerlo no sólo una vez sino dos.

…Y tres si contamos GUM, tu proyecto solista…
Si, si, aunque en general no toco en vivo como GUM, sólo hice el disco.

Leí que fue un proceso muy introspectivo para vos, revivir tus canciones viejas… ¿qué se siente mostrárselas al mundo?
Fue raro por eso, porque eran canciones viejas que tenían como dos o tres años. Me gustan mucho, pero suenan como sonaba yo a los 20, no como soy ahora a los 24, ya no escribo esa clase de canciones o uso esa clase de instrumentos. Pero estuvo bueno. Si un disco está bueno no debería importar cuando sale… y todavía me gusta, no todo, pero hay cosas que me gustan mucho, siento que hice un buen trabajo.

¿Cómo fue la recepción de la gente?
¡Re bien! No fue el mejor disco del mundo, pero la gente estaba contenta. Además no hicimos muchas copias físicas, básicamente es un disco digital, pero todo bien, yo casi no compro cds y raramente vinilos. Creo que si hago otro haría lo mismo.

¿Entonces hay un nuevo disco de GUM a la espera?
Si, hice uno en Londres, ahora estoy trabajando en él. Probablemente labure en eso el resto del año.

¡Y también se viene el nuevo de Pond!
¡Si! ¡En enero! Se llama Man, It Feels Like Space Again, y son nueve canciones. Nadie sabe eso todavía…

Woow, ¡gracias por la primicia!
Está re bueno…

Considerado que Beird, Wives and Denim fue una suerte de quiebre en la carrera de Pond, ¿este nuevo disco va a seguir en la misma línea?
Es más parecido a Beird, Wives and Denim que el último (Hobo Rocket). Cada canción suena como una banda diferente. En Hobo Rocket las canciones eran casi todas iguales, aquí hay como cinco géneros diferentes en un solo disco.

¿Crees que el tiempo los llevó a descubrir el sonido específico de Pond?
Sí, creo que este disco probablemente sea la culminación de todo lo que hicimos en estos años. Porque después de este, lo que empezamos a hacer ahora, es completamente diferente. Seguro ni siquiera suena a Pond. Va a ser divertido.

¿Afectó a Pond que Nick (Allbrook) haya dejado Tame Impala?
No creo. Él siempre le dedicó el tiempo suficiente a la banda, no creo que ahora le esté “dedicando más”, además ahora está a full con su proyecto solista. Quizás si cambió a nivel personal, porque ya no nos vemos tanto.

Hoy en día, ¿cuál es tu instrumento favorito?
Los sintetizadores, sobre todo en los shows de Tame, o en los discos. Son mi cosa favorita del mundo. Le fui perdiendo un poco el interés a las guitarras.

¿Qué estás escuchando últimamente?
Los dos primeros discos de Brian Eno: Here Come The Warm Jets y Taking Tiger Mountain (By Strategy). Y una banda nueva, o quizás no tan nueva, pero que tiene un disco nuevo: King Gizzard & The Lizard Wizard, a Robert Wyatt y un poco de Kraftwerk.

¿El mejor disco del 2014?
¿El de Todd Terje salió este año?

Sí, al principio…
Entonces ese. Es un gran disco.

Bueno, ya cerrando… Seguramente te hicieron esta pregunta antes y sino te la van a hacer mil veces cuando vengas… yo misma me odio por preguntártelo pero no puedo dejar de hacerlo: ¿qué onda todo lo que se armó en torno a Pablito Ruiz (explicándole un poco la no seriedad del asunto) y “Feels like we Only Go Backwards”? Es increíble como creció todo…
Fue gracioso, yo me enteré re tarde de todo, creo que lo leí en Pitchfork porque alguien me lo mostró pero mucho tiempo después. ¡Y el tipo estaba denunciando a Kevin! (mil risas). Hay muchas cosas en la música donde una melodía puede sonar similar a otra. Por ejemplo, esa canción es completamente diferente pero la melodía es similar, pero como ese hay millones de ejemplos. Y la gente puede o no haber escuchado la “original”. Te puedo asegurar que nosotros nunca la escuchamos! (risas).

Comunidad Indie Hoy