Nacido en 1997, digno representante de la generación que desde que tuvo uso de razón pudo conocer el mundo a través de una pantalla de computadora y acceso a la infinita base de datos que ofrece internet, Renzo Montalbano se ha consolidado como un músico con carisma, sensibilidad y sentido del humor dentro de la movida under porteña. A poco de cumplir 19, ya ha liderado dos bandas y un proyecto como cantautor que ha merecido atención y buenas críticas por su gracia y autenticidad. Y es que su trabajo como artista tiene diferentes facetas, y entre lo divertido de sus letras y lo pegajoso de sus melodías, es posible apreciar una gran amalgama de géneros: desde los sonidos con aires cariocas en canciones como “Es Lo Que Hay”, de su propuesta solista; hasta el rap delirante de “Japan Babes” de su banda Gativideo.

Lo cierto es que su música podría recibir casi cualquier tipo de calificativo, menos el de “aburrida”. Por ello decidimos conversar con este joven artista respecto de su trayectoria, sus ídolos, su opinión acerca del futuro del pop y los próximos lanzamientos que viene preparando con sus diversos proyectos.

En cuanto a lo que estás haciendo como solista ¿nos podés contar acerca del proceso que has vivido para encontrar tu estilo musical?
En cuanto a mi primer disco (Compro Mujer O Permuto Por Calefón Celeste), lo hice según los recursos que tenía. Lo grabé en mi compu, muy cabeza (Risas). Enchufé un cable directo a la compu… muy casero, y quedó así, con ese sonido. Pero no lo busqué tanto por ahí, igual está un poco influenciado por Mac DeMarco y toda esa movida lo-fi.

¿Hiciste toda la instrumentación?
Sí, sí, todo en mi casa. Las baterías las hice con computadora. Todo lo demás lo hice/grabé por mi cuenta.

Claro, pero ¿esas canciones de tu disco solista son las primeras que escribiste o ya son una generación de canciones posterior a tus primeras composiciones?
Son ya de otra generación, las primeras que hice las hice para mi banda anterior que era Mostacholis y no sé, por ahí también hacía cosas sueltas pero que nunca llegaron a nada y luego cuando aprendí a grabar bien dije “Voy a hacer temas”.

¿Pero siempre te interesó lograr ese estilo indie pop con un poco de balada clásica y funk?
Sí, aunque pasa que me gustan muchas cosas diferentes en lo musical y como que quise poner mucho de todo y algunas cosas salieron solas también durante el proceso.

Me imagino, ¿y cómo surgió la idea de las versiones cumbieras que hiciste de canciones de Mac DeMarco y Tame Impala? ¿Qué te motivó a compartirlas en YouTube, aunque fuesen algo más en joda que en serio?
La idea me la tiró un amigo, Nacho, que es el batero de Gativideo, y de mi banda también. Y bueno, yo estaba haciendo cumbia en mi compu, así jodiendo, y me dijo “Che, ¿Y por qué no te hacés una versión de Tame Impala?, y yo dije, “Sí, ¿Por qué no?”. Y lo hice, y lo subí así, como por subirlo, y de la nada empezaron a subir la cantidad de visitas y no entendía por qué (Risas). Se viralizó bastante, por lo que recuerdo, más aún porque en esa época (2013) Tame Impala y Mac estaban en pleno apogeo, mucha gente recién los estaba descubriendo y tenían muchos fans acérrimos

¿Qué tipos de reacciones recibiste por parte de aquellos fans de esas bandas? ¿Algunas puteadas o muestras de indignación, por ejemplo?
Sí, sí. Bueno, en los comentarios de YouTube, son muchos comentarios de queja. No sé por qué, hay muchísimos desde Chile diciéndome “Concha e tu madre, gueón”, cosas así (risas).

(Risas) Y era de esperarse, igual hay que ponerle humor y no tomarse todo tan serio, supongo. ¿De dónde sale tu interés por las baladas setentosas/ochentosas y por todo lo bizarro/romanticón? ¿Te has preguntado alguna vez si es algo de familia, por ejemplo?
Y puede que sea de parte de mis viejos, porque siempre en mi casa hubo música, por más de que ninguno fuese músico de profesión… igual se escuchaban cosas muy variadas. Aunque no era mucho de conocer a fondo las bandas que escuchaba, recuerdo mucho temas de Bee Gees, por ejemplo. Y ya fue cuando crecí un poco más que fui queriendo conocer bien el trabajo de algunos artistas en particular.

Bueno, y todas esas influencias de Bee Gees, bandas funky e ídolos como Luis Miguel creo que se pueden apreciar muy bien en el primer demo de Gativideo, ¿qué nos podés contar de esa propuesta musical que tenés junto a tus amigos?
El proyecto de Gativideo nació cuando me junté con Nacho, el baterista, a ensayar y dijimos de hacer una banda tipo Tame Impala y después me encontré con Fischman, que en ese momento íbamos todos al mismo colegio, y dijimos de hacer una banda tipo Mac DeMarco, y bueno, Fischman conocía a Fenu, que es el bajista, y yo tenía a Nacho en la batería y decidimos hacer algo fusionado esas dos cosas (bandas).

Claro, aunque a mí Gativideo me suena más como a otra época, porque mal que bien Mac y Tame Impala son muy actuales…
Sí, precisamente esa primera propuesta que queríamos no nos salió y lo que nos salió era muy distinto, no sé, como que mucho ruido y como que además a todos nos gustaba la música disco, esas cosas funk, y no sé cómo empezó a surgir ese sonido pero ahora casi todo lo que hacemos es de ese estilo.

Sí, tiene mucho groove ese primer demo de ustedes. Hablando de tu admiración por Mac Demarco, vi en tu Facebook hace unos meses que cuando vino él a tocar en Octubre fuiste a saludarlo y te sacaste una foto, y de igual forma con Juan Wauters hace poco cuando tocó en Niceto. ¿Alguna anécdota para compartir respecto de esos encuentros con esos ídolos que son personajes bastante espontáneos?
Sí, con Mac no pude hablar mucho, porque estaba muy rodeado de gente y lo único que pude conversar fue con su tecladista, que hablamos de Beavis & Butthead (Risas), y con Juan estábamos ahí en el camerino de Niceto porque yo toqué con la banda de Ignacio Del Pórtico y de una lo saludé, re copado, y le dije “Che, ¿me puedo tomar una foto con vos?” y el chabón me dijo “Dale, pero en el espejo, como las minitas” (Risas).

No me sorprende para nada todo eso. Y volviendo a lo musical ¿Cómo vez la caída de todos los viejos ídolos del pop? Porque naturalmente algunos ya han fallecido, como Bowie, Prince y Michael Jackson, y porque además ya han venido siendo relevados en la escena mundial por artistas más nuevos, y ya no hay unos cuantos grandes ídolos sino que hay muchos a menos escala…. ¿Pensás que ha bajado mucho la calidad de la canción pop y que lo que se produce hoy en día es principalmente un remake de lo que ya se hizo, como algunos dicen?
Yo creo que hoy, gracias a internet, hay muchas propuestas, que eso está buenísimo. Hay cosas buenas como hay cosas malas, o que no te van a gustar mucho. Y yo creo que, en últimas mejor que vayan cayendo los ídolos de antes, porque si quedaran esos ídolos de antes significa entonces que no hay nada nuevo. Y no creo que todo lo que se hace ahora sea reciclar, pero lo que sí pienso es que las canciones por ahí no hacen tantas cosas nuevas musicalmente, a nivel de melodías, sino más bien sonoramente. O sea, los artistas se van fijando más en lo que es sonido que en lo que es melodía. Creo que es más una época dorada respecto a la producción que en cuanto a los músicos en sí.

Comprendo, va más de la mano de lo que se puede hacer con la tecnología. ¿Y cuáles son tus planes futuros a nivel artístico?
Ahora estamos grabando el primer álbum con Gativideo, todavía no hemos decidido cuál va a ser el nombre, pero ya casi lo tenemos.

¿Cómo lo están grabando? ¿Caseramente o en un estudio?
Lo está grabando Guido Antonucci, primero fue a grabar a casa de Nacho y después fuimos nosotros a la de él, y más o menos así venimos trabajando, y está quedando piola. Luego Guido lo va a mezclar y a masterizar.

¿Y lo van a lanzar luego a través de un sello, o sin sello? Porque sé que no trabajan más con Insomnio Records, que se disolvió hace poco.
Sí, estamos sin sello por ahora, así que primero la idea es lanzar el disco en internet, subirlo a Bandcamp… Y ya después vemos con qué sello sacarlo eventualmente en físico.

¿Y con tu proyecto solista en qué andas?
Estoy grabando también, mi segundo disco, el nombre lo tengo ya. Puedo decir que es mi segundo apellido. Son doce temas, y estoy en proceso de terminar la grabación. Va a salir ya en unos meses.

Comunidad Indie Hoy