Sophie Cates, conocida artísticamente como Silver, tiene tan solo diecisiete años y todavía asiste a la escuela. Mientras tanto, intenta convertirse en algo así como la próxima Lorde o futura estrella del pop alternativo. Es verdad que la escena musical se encuentra saturada por momentos pero Silver tiene una frescura y un modo de contar historias adolescentes que la distingue del resto. Si bien solo van meses de su aparición con su primer sencillo “Darling Don’t”, Sophie ya demuestra potencial para que nada se interponga en su camino al éxito.

Indie Hoy habló con ella en exclusiva desde Estados Unidos acerca de su proceso para componer, las colaboraciones, Charli XCX, lo que se viene y muchísimo más. No dejes de conocerla.

Viviste casi toda tu vida en Massachusetts. ¿Cómo fue tu primer contacto con la música? ¿Siempre supiste que querías cantar?
Nací en Los Ángeles y nos mudamos con mis papás a Massachusetts cuando yo tenía cinco años, así que no me acuerdo mucho de California. El primer recuerdo que tengo con la música es cuando mi mamá me hacía escuchar canciones en el auto mientras cantábamos, pero ella me contó que escribo y tarareo melodías desde más o menos antes de poder hablar. Una vez que empecé a hablar, cantar y escribir canciones se volvió algo natural para mí. Cuando era joven, mi papá también tocaba la guitarra, así que pienso que el interés por el instrumento viene de ahí.



Tu primer sencillo “Darling Don’t” salió el año pasado y las letras son inteligentes, me recuerda bastante a Lorde y Lily Allen en la forma de contar historias. ¿Qué cosas te inspiran a la hora de escribir?
¡Gracias! Soy muy fanática de Lorde y la manera que tiene de contar historias de forma poética. Mis canciones están siempre inspiradas en situaciones que estoy atravesando o que ya superé pero todavía me queda algo por contar. Escribir es mi manera de dejar salir mis emociones y pensar a través de las situaciones. Es por eso que necesito siempre estar haciendo cosas nuevas, porque sin experiencias que me inspiren no estaría capacitada para escribir.

¿Cómo fue el proceso con “Darling Don’t“? ¿Escribiste la letra primero?
Con “Darling Don’t” empezó con la primer línea de la canción. Una vez que esa idea me vino a la cabeza, me senté con mi guitarra y dejé que saliera todo lo que estaba sintiendo. Fue un proceso muy terapéutico porque tenía demasiadas cosas que quería decir y de otra forma hubiesen quedado guardadas. Es definitivamente una canción en la que estoy enojada pero también muestra un estado de mi mente frágil. Siempre escribo las letras y las melodías por mi cuenta, luego grabo un demo y elijo un poco parte de la instrumentación, así fue que salió “Darling Don’t“. Un año después me encontré en el estudio con un productor y juntos grabamos la versión final, en febrero del año pasado.

Estuviste grabando nueva música todo este tiempo. ¿Qué podemos esperar para este año?
Sí, estoy muy emocionada de estar grabando todo el tiempo nueva música. Hace unas semanas salió “Drinking Games”, que es mi nuevo sencillo y del que estoy muy orgullosa. Tengo bastante material ya terminado y listo para ser lanzado. Estoy constantemente escribiendo y trabajando con gente nueva y además me estoy volviendo mejor con la producción por mi cuenta. Tengo mucho material que va a estar saliendo este año y estoy encantada de poder compartirlo.

¿Siempre trabajás con el mismo productor?
Tuve la suerte de encontrar un productor que vive muy cerca de mi casa. Chris Plante me ayudo con “Darling Don’t” y desde ese día hemos trabajado en otras canciones que me tienen muy feliz. Además estuve trabajando con gente increíble de Nueva York y son canciones que van a salir pronto. Siempre estoy lista para colaborar con gente nueva.

¿Cuáles son tus artistas favoritos en este momento?
Tengo demasiados en este momento. Amo el último mixtape de Charli XCX, Pop 2. Billie Eilish es extremadamente inspiradora. Pasar tiempo en Chicago también me abrió los ojos con respecto a un montón de géneros que antes no apreciaba, así que estuve escuchando rap, artistas como Lil Uzi Vert y Nessly, y house/electrónica, amo esta nueva artista llamada Yaeji. Estoy también súper inspirada por mis amigos, como Aadi que saco un disco ahora llamado Forest Fire, en el que colaboré, y Forget Basement que también saco un disco Dreamgoth.

Estuviste dando una serie de shows íntimos en lugares chicos. ¿Soñás con salir de gira?
Me encantaría salir de gira, obviamente. Tener la oportunidad de dar shows para un público que le gusta lo que hago es uno de mis mayores sueños. Acabo de tener dos shows en Chicago y pronto se vienen mucho más.

Tuviste la chance de colaborar con algunos de tus amigos en sus discos pero si tenés que elegir, ¿cuál sería tu colaboración soñada?
Soy muy afortunada de estar rodeada de músicos con los que puedo colaborar, pero sí tengo una lista de colaboraciones soñadas. Charli XCX es mi número uno porque pienso que lo que está haciendo con el pop es increíble, está un paso delante del resto. Es tan experimental y creativa, además de ser una excelente compositora. También me gustaría colaborar con Lil Uzi Vert porque amo la producción en su música y pienso que si encontramos la manera de mezclar nuestros géneros, podemos hacer algo realmente bueno.