Foto: Melissa Restrepo Berrio

Mariano Peccinetti, cantante de Las Luces Primeras, y Piki Tagliaferro, también conocida como Jengibre de Azufre, son dos artistas visuales que juntos dieron vida a un proyecto artístico para explorar la espontaneidad y el surrealismo poético. Sin dejar de lado las influencias que los adentraron en este universo artístico, como lo fueron la historieta y el grabado, lograron crear una yuxtaposición de elementos que plasma un universo infinito.

Sus obras ofrecen paisajes plagados de naturaleza y animales imaginarios, sobre colores que logran despertar la atención del receptor y darle un impulso psíquico a lo imaginario y a lo irracional. La utilización del collage de elementos fotográficos y pictóricos es la característica más sobresaliente de sus obras, en donde una imagen en primer plano compite con un fondo, ambos elementos cargados de textura y color.

La música tiene un lugar particular en toda esta composición ya que, en palabras de Mariano y Piki, “las expresiones artísticas se conectan, si no existiera la música no podríamos dibujar.» El mandamás de Las Luces Primeras, en conjunto con su compañera, ha sabido combinar el arte de lo visual y lo auditivo, y generar una retroalimentación entre ambas expresiones.

Esta co-producción artística se adentra en un universo plagado de estímulos visuales que decantan en el buceo de procesos que nacen desde el collage digital y dialogan con la ilustración analógica digitalizada. Saliéndose de las redes sociales, logran expresarlo en la realidad a través de diferentes exhibiciones y puestas en escenas que han llevado adelante a fines del año que pasó. El resultado de este trabajo es un viaje introspectivo de calma y naturaleza, de música y arte.

Foto: Melissa Restrepo Berrio
Foto: Melissa Restrepo Berrio